Ei-iE

Europa: una sólida dirección de las escuelas es esencial para la educación de calidad

publicado 29 abril 2015 actualizado 4 mayo 2015

La importancia de una dirección sólida y eficaz en las escuelas europeas ha sido destacada en un informe publicado conjuntamente por los sindicatos europeos y los empleadores de la educación.

El informe, titulado “Autonomía profesional, responsabilidad y dirección escolar eficaz”, es el resultado de dos años de trabajo por parte de la región europea de la Internacional de la Educación (IE), el Comité Sindical Europeo de la Educación (CSEE), la Federación Europea de Empleadores de la Educación (FEEE) y el Consejo de Educación Secundaria de los Países Bajos (VO de raad).

Durante ese tiempo, los sindicatos y los empleadores examinaron el papel del diálogo social y los interlocutores sociales en la dirección escolar eficaz.

“Una dirección sólida y eficaz”, dice el informe(en inglés) presentado el 27 de abril, es un “factor clave dentro de las reformas educativas necesarias para lograr un sistema educativo europeo moderno capaz de afrontar los retos sociales y económicos tales como el crecimiento, la competitividad y la cohesión social”.

Un vínculo vital

La Internacional de la Educación reconoce que, al igual que los administradores de las escuelas, el personal directivo juega un papel importante en la conducción de los establecimientos escolares y en la coordinación del trabajo en equipo con los docentes y el personal educativo, y se encuentra en una posición estratégica para garantizar que sus escuelas proporcionen una educación de calidad mediante la creación de unas condiciones para una enseñanza y un aprendizaje eficaces en sus instituciones.

Según el informe, el personal directivo de las escuelas es un importante grupo interlocutor tanto para las organizaciones de empleadores de la educación como para los sindicatos docentes, ya que es el vínculo entre los administradores de las escuelas y los docentes, entre los diferentes niveles de la educación y la formación, las familias, la comunidad local y el mercado de trabajo.

El personal directivo de las escuelas también tiene una responsabilidad crucial a la hora de garantizar la creación de un entorno seguro y propicio para la enseñanza y el aprendizaje y para el éxito de los estudiantes. Y se espera que desempeñe un papel fundamental en el mantenimiento y la mejora de la calidad educativa, reiteran los sindicatos europeos y los empleadores de la educación.

El diálogo es crucial

El diálogo entre los docentes y los directores de las escuelas, entre los sindicatos y los empleadores, y entre las escuelas y su comunidad directa es “sumamente importante para garantizar una buena dirección de los centros escolares, para fomentar la confianza mutua y la buena voluntad, y para luchar por lograr una educación de calidad”, según el informe.

Los interlocutores sociales europeos del ámbito de la educación hacen hincapié en que la cuestión de la alta calidad y eficacia de la dirección de las escuelas es una prioridad para sus miembros, los interlocutores sociales nacionales en materia de educación, a nivel nacional, local y regional.

El informe está disponible aquí(en inglés)