Ei-iE

La IE sitúa la educación gratuita a la cabeza de la agenda de la Cumbre de la ONU sobre Financiación para el Desarrollo

publicado 15 julio 2015 actualizado 20 julio 2015

Un evento paralelo en Addis, que incluyó a la UNESCO y a los gobiernos de Etiopía, de Noruega y de la República de Corea, y que se centró en la inversión en educación, ofreció a la Internacional de la Educación la oportunidad perfecta para defender la educación pública y gratuita .

Cuando los gobiernos de Etiopía, Noruega y la República de Corea se unieron a la UNESCO para discutir las Inversiones en Educación en la Conferencia sobre Financiación para el Desarrollo que tuvo lugar en Addis Abeba el pasado 14 de julio, una cuestión importante se dejó fuera de la conversación: la educación gratuita.

El evento paralelo se organizó en torno a las conclusiones tanto del Foro Mundial sobre la Educación que tuvo lugar en Incheon, República de Corea, el pasado mes de mayo, así como de la Cumbre sobre la Educación para el Desarrollo que tuvo lugar este mes en Oslo, Noruega.

"La educación es la fuerza más transformadora de cualquier sociedad", dijo la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, quien elogió al Secretario General de la ONU, Ban Ki -moon, por hacer de la educación una prioridad. "Tenemos que hacer valer la educación como el núcleo del nuevo desarrollo sostenible, tanto si se trata de igualdad de género o habilidades. " Aunque se reconoció que la educación era apenas un punto en el nuevo radar de la agenda de desarrollo hace dos años, la Internacional de la Educación (EI) ha expresado su preocupación de que no se le esté dando la atención que se merece a la educación pública gratuita. Cuando se le preguntó acerca de cómo priorizar la educación gratuita, Bokova reiteró que "la educación es un bien público " y que "la Declaración de Incheon extiende educación gratuita a secundaria ", pero no entró en más detalles.

Así mismo, en el panel fue la presidenta de la Global Partnership for Education (GPE), Julia Gillard, quien hizo hincapié en que aún queda mucho por hacer para financiar la educación de manera adecuada, incluyendo una mayor colaboración en la promoción porque " la educación necesita su momento ahora". Cada uno de los ministros de los tres países dejaron claro la importancia de la educación en el desarrollo, haciendo eco a las palabras de Gillard y expresando que el momento de invertir en educación es ahora. "Tenemos que intensificar nuestra inversión", dijo Borge Brende, ministro noruego de Asuntos Exteriores, y agregó que " la formación es crucial; ¡si los/as docentes no están capacitados/as, terminamos con niños y niñas que no aprenden! El acceso a una educación de calidad es un derecho humano básico”.

"Invertir en las niñas es crucial”, señaló Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, ministro de Relaciones Exteriores de Etiopía. "Hay que enfocarse en la Educación y Capacitación Técnica y Profesional, en las habilidades del siglo XXI”.

Mientras tanto, el ministro de Relaciones Exteriores de la República de Corea afirmó que su país está experimentando la "fiebre de la educación", y que " los/as docentes están dispuestos a enseñar", ya que la docencia es uno de los empleos más buscados en el país. Brende también afirmó que la conferencia crea un plan de trabajo realista sobre cómo financiar los Objetivos de Desarrollo Sostenible y que espera llegar a ver a un consenso en esta materia.