Ei-iE

La voz del movimiento sindical debe oírse alto y claro en la ONU

publicado 25 septiembre 2015 actualizado 30 septiembre 2015

La Presidenta de la Internacional de la Educación, Susan Hopgood, toma un lugar central en la Cumbre ODS de la ONU en representación del movimiento sindical. Lea sus declaraciones íntegras aquí.

Lea las declaraciones íntegras de la Presidenta de la Internacional de la Educación (IE), Susan Hopgood, en representación de la Declaración del Grupo Principal de Trabajadores y Sindicatos para la Cumbre sobre la Agenda 2030 que se celebró en las Naciones Unidas, Nueva York, el pasado 25 de septiembre.

Es un orgullo representar al movimiento sindical mundial en este momento tan decisivo.

La verdadera razón de ser del movimiento sindical es luchar y erradicar la pobreza, reducir las desigualdades, lograr el trabajo decente, la protección social y los derechos de la mujer, proteger los servicios y la infraestructura públicos y mejorar las políticas fiscales y salariales.

De hecho, son demasiadas las ocasiones en que hemos liderado situaciones en las que nuestros gobiernos no han dado la talla.

Ambiciosos. Exhaustivos. Sin precedentes. Son sólo algunas de las palabras que hemos oído para describir los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Por ejemplo, es la primera vez que el mundo exige públicamente una educación primaria y secundaria gratuitas y de calidad para todos, con docentes cualificados y un entorno seguro. Las futuras generaciones nos darán las gracias por mantener las promesas que estamos haciendo hoy.

Pero ahora nos enfrentamos a un periodo todavía más difícil – alcanzar estos objetivos. Los ODS carecen de compromisos para implementar los objetivos a través de la financiación y de una política pública progresiva, así como de un marco de rendición de cuentas sólido.

Hechos, no palabras.

En nuestra opinión, es evidente que los Medios de Implementación actuales no están a la altura. Los compromisos no son reales a menos que sean vinculantes; el interés público no está protegido si el sector privado goza de un acceso incondicional a los recursos públicos.

El entorno favorable necesario para alcanzar los ODS debe incluir la justicia fiscal, además de impuestos progresivos, sistemas públicos de salud, agua y saneamiento fuertes, y una educación de calidad gratuita.

Tenemos ante nosotros unos objetivos que han sido establecidos por consenso. Y eso es extraordinario. No nos quedemos parados e incorporemos rápido las estructuras que mostrarán al mundo que estos objetivos se han establecido para el éxito. Trabajo decente, protección social y diálogo social son medios y fines fundamentales para cumplir la nueva Agenda.

El diálogo social, que reúne a los socios sociales y a las organizaciones de empleadores y trabajadores, es un ejemplo excelente de propiedad de los procesos políticos a nivel nacional. La libertad sindical y el derecho a la negociación colectiva son claves para que esta asociación tenga éxito.

Como sindicatos, nos comprometemos a cumplir nuestra parte.

Necesitamos que los gobiernos refuercen y cumplan sus obligaciones.

Hechos, no palabras.