Ei-iE

Alemania: sindicatos de la educación participan en una manifestación masiva contra el acuerdo comercial entre la UE y EE.UU.

publicado 14 octubre 2015 actualizado 19 octubre 2015

Una alianza de organizaciones de la sociedad civil, en la que están incluidos los sindicatos, consiguió movilizar a más de 150.000 personas para protestar contra la Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (ATCI), constituyendo la mayor manifestación que se ha visto desde hace décadas en el país.

El 10 de octubre las calles de la capital alemana, Berlín, estaban completamente abarrotadas. Entre los participantes había miembros del sindicato de educación y ciencia Gewerkschaft Erziehung und Wissenschaft, organización afiliada a la Internacional de la Educación (IE), que protestaban contra la Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (ATCI), un acuerdo secreto de libre comercio que se está negociando entre la Unión Europea (UE) y Estados Unidos. Los que se oponen a la ATCI sostienen que es una alianza antidemocrática que pone en peligro los derechos de los consumidores y de los trabajadores.

A las afiliadas de la Internacional de la Educación les preocupa que, como consecuencia de este acuerdo comercial, determinadas entidades públicas incluidas en el pacto – como por ejemplo los sistemas educativos – terminen privatizándose. No obstante, dada la absoluta falta de transparencia con respecto a lo que se está negociando, se desconoce lo que el acuerdo incluirá.

Vídeo del New York Times sobre las manifestación en Berlín

Pero quienes apoyan este acuerdo, que reduce las barreras comerciales, dicen que impulsaría las economías y crearía puestos de trabajo. El Gobierno alemán apoya el pacto comercial, y el Ministro de Economía Sigmar Gabriel ha advertido de “alarmismo” en una carta publicada en varios periódicos alemanes.

Está previsto que las negociaciones sobre la ATCI finalicen el año que viene. En caso de llegarse a un acuerdo, sería la mayor alianza comercial de este tipo. Crearía la mayor zona de libre comercio del mundo, abarcando a unos 800 millones de consumidores, y armonizaría el reglamento entre la UE y Norteamérica en diversos ámbitos, como por ejemplo la legislación en materia de seguridad alimentaria, las normas ambientales y la normativa bancaria.

La Comisión Europea reconoce que la ATCI podría incrementar la economía de la UE en 120.000 millones EUR (85.000 GBP), lo que equivale al 0.5% del PIB; y la economía estadounidense en 95.000 millones EUR, equivalente al 0,4% de su PIB; mientras que el Reino Unido podría salir ganando con 10.000 millones GBP.

Sin embargo a lo largo del pasado año la oposición se ha intensificado tanto en Alemania como en otros países europeos, y los críticos señalan que el acuerdo otorgará demasiado poder a las multinacionales a costa de los consumidores y de los trabajadores.

Esta semana se ha anunciado también un acuerdo, todavía no finalizado, con relación a otro pacto comercial: el Acuerdo Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés). Doce países, entre ellos EE.UU., Japón y Australia, participan en el TPP, cuyos detalles también se mantienen secretos.