Ei-iE

Los sindicatos Corea del Sur se movilizan contra los ataques gubernamentales

publicado 30 noviembre 2015 actualizado 8 diciembre 2015

Los sindicatos de todo el país se han unido en la convocatoria de manifestaciones masivas pacíficas después de que el Gobierno tomara medidas enérgicas contra la manifestación de protesta que tuvo lugar en noviembre, que dieron como resultado importantes detenciones y heridos.

Encabezadas por las confederaciones sindicales coreanas, la Confederación de Sindicatos de Corea (KCTU) y la Federación de Sindicatos de Corea (KFTU), las manifestaciones para protestar contra la reacción del gobierno a la manifestación que tuvo lugar el 14 de noviembre están programadas para el sábado 5 de diciembre. Cuando los sindicatos protestaron por una reforma de la legislación laboral del país, la policía detuvo la manifestación atacando a los activistas con cañones de agua, detuvo a 51 personas y convocó la comparecencia de 270 personas más. Uno de los manifestantes golpeados por uno de los cañones de agua permanece en estado de coma.

La policía también registró el domicilio del secretario general de KCTU el 24 de noviembre antes de hacer una redada a ocho oficinas de las afiliadas y sucursales regionales de la federación. Confiscó ordenadores, discos duros externos y documentos de las reuniones.

La Federación Coreana de Sindicatos de los Servicios Públicos y el Transporte (KPTU) y el Sindicato de Trabajadores de la Construcción de Corea (KCWU) también han sido objeto de ataques por parte del gobierno.

El gobierno de la presidenta ParkGuen-hye ha intentado en repetidas ocasiones debilitar los derechos de los trabajadores y sus sindicatos desde que asumió su cargo en 2013, incluso mediante la movilización de la policía para dispersar las protestas y arrestar a los dirigentes sindicales. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha condenado en varias ocasiones al Gobierno de Corea por sus graves violaciones del derecho a la libertad de asociación y a la negociación colectiva.

El movimiento sindical internacional, así como la Confederación Sindical Internacional (CSI) y las federaciones sindicales internacionales, han convocado una campaña de protesta masiva en línea a través de Labourstart.