Ei-iE

Docentes noruegos centran su atención en financiar el futuro de la educación

publicado 29 abril 2016 actualizado 3 mayo 2016

Como parte de la Semana de Acción Mundial, un evento organizado por la Union of Education Norway adoptó el tema de este año respecto a la financiación de la educación, profundizando en los temas de la comercialización, la financiación basada en los resultados y la evasión de impuestos.

Un seminario del sindicato Union of Education Norway (UEN), organizado en Oslo para la Campaña Mundial para la Educación (GCE por sus siglas en inglés) empleó el eslogan de la Semana de Acción Mundial 'Financiando el Futuro: por más recursos para el derecho a la educación', con el objetivo de examinar los retos a los que se enfrenta la financiación de la educación.

“Mucho nos tememos que los gobiernos carecen de las herramientas necesarias para regular el sector educativo, y muy especialmente la aportación de educación con fines de lucro, que vulnera el derecho de los niños y niñas a una educación inclusiva de calidad”, indicó el vicepresidente de UEN, Terje Skyvulstad, durante su discurso de apertura.

El seminario se centró en una mesa redonda, que se concentraría en las tres principales áreas de acción, contando con la participación de Kristin Clemet, directora del think tank Civita y miembro de la Comisión Internacional sobre la Financiación de las Oportunidades para la Educación Mundial; Olav Seim, Director de Políticas del Ministerio de Asuntos Exteriores de Noruega; y Haldis Holst, de la Internacional de la Educación.

A pesar del firme compromiso de todos para trabajar a fin de asegurar una educación equitativa e inclusiva de calidad para todos y todas, hubo diferencias de opinión respecto al papel de los actores con fines de lucro en el sector educativo.

En línea con otros ponentes, Holst se mostró decepcionada de que el Ministro de Asuntos Exteriores de Noruega no adoptase una posición clara contra el recurso a escuelas privadas de bajo coste como medio para lograr una educación equitativa y gratuita de calidad para todos. El cobro de tasas es la antítesis de la gratuidad.

“Para que la educación resulte gratuita y accesible a todos, nuestros gobiernos deben invertir en reforzar el sistema de educación pública, en lugar de hacer que aquellos con menos recursos tengan que pagar para tener la oportunidad de asistir a la escuela”, dijo Holst.

Aunque hubo un amplio consenso en que la financiación en base a resultados es un concepto problemático dentro de la educación, “Es importante que cuando se empleen indicadores de resultados, éstos cubran diversos aspectos y resulten relevantes para el país en que se utilicen. La financiación puede ser un poderoso incentivo”, añadió.