Ei-iE

Un informe de la ONU expone los retos en la consecución de una educación para todos

publicado 6 septiembre 2016 actualizado 8 septiembre 2016

Para que la sociedad pueda alcanzar los objetivos de desarrollo globales que se ha marcado, es necesario que se produzcan cambios fundamentales en la educación. Así lo indica el nuevo Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo publicado por la UNESCO.

El Informe muestra el potencial que tiene la educación para impulsar los avances hacia los objetivos globales establecidos en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible (ODS). Subraya asimismo que la educación tiene que pasar por una transformación importante para conseguir alcanzar ese potencial y adaptarse a los retos que afrontan la humanidad y el planeta.

Anteriormente denominado Informe de Seguimiento de la EPT en el Mundo (Global Education Monitoring Report, GMR), el Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo (Global Education Monitoring, GEM) de este año habla de los ODS aprobados por las Naciones Unidas en septiembre de 2015, entre ellos el ODS4 sobre la educación de calidad, y el papel fundamental de la educación para el logro de todos los ODS. Se trata del primero de una serie de 15 informes anuales correspondientes al nuevo período marcado por la aprobación de los ODS, que reemplazaron los Objetivos de Desarrollo del Milenio que entre 2000 y 2015 orientaron la política internacional de desarrollo.

La educación puede fomentar un desarrollo social inclusivo

En línea con la opinión que tiene desde hace tiempo la IE, el Informe GEM sostiene que la educación está fuertemente vinculada al desarrollo sostenible. Contribuye a combatir el cambio climático y tiene repercusiones positivas en la prevención y resolución de conflictos. Según el informe, la educación tiene un papel fundamental que desempeñar en la transformación de las economías y el fomento de un desarrollo social inclusivo. El informe insta a los Gobiernos a abordar las causas estructurales de la exclusión. “Para cambiar las normas discriminatorias y empoderar a las mujeres y los hombres, se puede mejorar la educación y los conocimientos que transmite con vistas a influir en los valores y las actitudes”, explica.

Nuevos objetivos, nuevos mecanismos de seguimiento

Una de las cuestiones clave que aborda el Informe GEM es el reto del seguimiento de la educación en el marco de los nuevos ODS. El acceso a la enseñanza primaria y secundaria sigue siendo un problema grave: 263 millones de niños y jóvenes en edad de estar cursando la enseñanza primaria y secundaria siguen sin estar escolarizados. El Informe GEM también hace hincapié en la importancia del acceso y la participación a todos los demás niveles educativos, desde la educación de la primera infancia hasta la educación de adultos.

Acceso, resultados y competencias

El Informe GEM muestra que cambiar del acceso y los aportes a los resultados del aprendizaje, como lo proponen algunos, dejaría a millones de jóvenes sin una educación. La IE también ha estado solicitando una perspectiva de la educación de calidad más equilibrada y global, centrándose en una amplia gama de aportes, procesos de enseñanza y aprendizaje y resultados del aprendizaje ampliamente definidos.

El Informe GEM examina asimismo las competencias que se enseñan – y cómo – en aras del desarrollo sostenible y la ciudadanía mundial. Señala que tres de cada cuatro países incluyen efectivamente el desarrollo sostenible en sus currículos nacionales, pero que sólo el 6% integra el desarrollo sostenible en los programas educativos de sus docentes. Esta desvinculación entre la educación docente y los currículos escolares significa que los docentes no están realmente preparados para implementar en las escuelas los temas sobre desarrollo sostenible que se incluyen en los currículos.

Escuelas seguras

En lo que respecta a las instalaciones educativas y los espacios de aprendizaje, el Informe GEM también observa que mejorar las instalaciones de agua, saneamiento e higiene en las instituciones educativas tiene importantes efectos positivos para la salud y la educación. No obstante, apenas un 52% de las escuelas de enseñanza primaria en los países menos desarrollados contaban en 2013 con un suministro de agua adecuado. Por otra parte, en las escuelas se siguen produciendo violencia y agresiones, y cuatro de cada diez estudiantes dicen haber participado en peleas.

Un retraso de 50 años

Las proyecciones del Informe GEM en lo que respecta a la consecución de la educación global suponen una seria advertencia para los Gobiernos: con arreglo a las tendencias actuales, la enseñanza primaria universal se logrará en el año 2042; la enseñanza secundaria inferior universal se logrará en el año 2059; y la enseñanza secundaria superior universal se logrará en el año 2084. Los países más pobres lograrán la enseñanza primaria universal más de 100 años después que los más ricos. Esto es una señal de alarma para que todos los Gobiernos demuestren un compromiso y una voluntad política invirtiendo en la educación y en los docentes.