Ei-iE

Eslovenia: un sindicato de la educación insta al parlamento a que no firme el acuerdo de libre comercio de la UE con Canadá

publicado 12 septiembre 2016 actualizado 13 septiembre 2016

Ante la posible firma inminente del Acuerdo Económico y Comercial Global UE-Canadá, el Education, Science, and Culture Trade Union of Slovenia ha advertido a los parlamentarios nacionales sobre las consecuencias negativas de este acuerdo.

El pasado 6 de septiembre, el Education, Science, and Culture Trade Union of Slovenia (ESTUS), junto con otros sindicatos, organizaciones no gubernamentales (ONG) y asociaciones de consumidores, celebró una conferencia de prensa en la que presentó su carta de advertencia a los miembros del Parlamento Nacional. El parlamento tendrá la última palabra y voto sobre la postura oficial de la República de Eslovenia en relación con la firma del Acuerdo Económico y Comercial Global UE-Canadá (CETA).

Poderes legislativos afectados

"Este acuerdo podría afectar a los poderes legislativos y los derechos de los parlamentos nacionales al establecer varios comités e iniciar los diálogos regulatorios y bilaterales previstos", subrayó el Secretario General de ESTUS y Vicepresidente del Comité Sindical Europeo de la Educación (CSEE), Branimir Strukelj.

La carta también advierte de posibles consecuencias del enfoque de la lista negativa en la liberalización de servicios, que afectaría a la organización y la provisión de los servicios públicos, incluida la educación.

"Expresamos todo nuestro apoyo a la postura formal del gobierno y el parlamento de que el CETA no debería incluir el Sistema de Tribunales de Inversiones (ICS) propuesto, e instamos a los miembros del parlamento a que recomienden al gobierno que solicite inmediatamente al Tribunal de Justicia de la Unión Europea una opinión sobre la legalidad del ICS", señaló Strukelj.

Próximos pasos

Dado que los próximos días y semanas serán cruciales respecto a la firma del acuerdo CETA, ESTUS continuará con sus actividades de presión. Se ha previsto una manifestación de protesta para el 15 de septiembre en la capital, Liubliana.

El 2 de septiembre, el Consejo Económico y Social, el órgano más alto de representación de los socios sociales en Eslovenia, habló de los próximos procedimientos nacionales y europeos sobre la firma del CETA.

Adoptó dos conclusiones en las que solicita que: no se tome ninguna decisión sobre la firma del acuerdo CETA hasta que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea publique su opinión sobre el caso 2/15 relativo a la naturaleza del acuerdo UE-Singapur; y que el gobierno de la República de Eslovenia inste inmediatamente al Tribunal de Justicia de la Unión Europea a que emita una opinión independiente sobre el ICS propuesto y su coherencia con los tratados de la UE.

El próximo paso hacia la ratificación del CETA es la reunión informal del consejo de ministros de comercio que tendrá lugar los próximos 22 y 23 de septiembre en Bratislava, Eslovaquia, y donde se debatirá —y posiblemente decidirá— la firma del CETA.

La Internacional de la Educación (IE) y sus afiliadas de los países concernidos seguirán ejerciendo presión sobre los gobiernos y exigirán que se detenga el CETA y se insista en que los servicios públicos como la educación deberían quedar excluidos de los acuerdos comerciales internacionales.