Ei-iE

Noruega: El Gobierno redobla la ayuda a la educación mundial

publicado 13 octubre 2016 actualizado 17 octubre 2016

Los sindicalistas docentes han aplaudido al Gobierno de Noruega por cumplir su promesa de redoblar su apoyo financiero a la educación mundial.

El 6 de octubre, el ministro de Asuntos Exteriores de Noruega, Børge Brende, anunció la propuesta del Gobierno de destinar la cifra récord de 3.4 mil millones de coronas noruegas (aproximadamente 375 millones de euros) a la ayuda a la educación en 2017.

Esta medida duplicará el apoyo a la educación mundial efectuado desde el año 2013, cuando se destinaron 1.7 mil millones de coronas noruegas (aproximadamente 188 millones de euros) para la ayuda a la educación. Desde entonces, la cifra ha aumentado constantemente y, en 2016, ascendió a 2.85 mil millones de coronas noruegas (314.5 millones de euros).

Una crisis educativa mundial

El ministro puso de relieve que actualmente 263 millones de niños, niñas y jóvenes de todo el mundo no asisten a la escuela a causa de los conflictos bélicos o las condiciones de extrema pobreza. "El mundo se encuentra a punto de sufrir una crisis de la educación mundial", declaró el ministro. “No podemos permitir que esto ocurra”.

Brende explicó que si bien Noruega y otros países donantes pueden proporcionar fondos y experiencia, las autoridades de los países en desarrollo también deben incrementar la financiación en el ámbito de la educación. "Dichos países deben acabar con la corrupción, y facilitar que las niñas puedan completar la enseñanza secundaria y la educación superior."

UEN: Un diálogo constructivo

El Union of Education Norway (UEN) ha manifestado su respaldo a la propuesta del Gobierno noruego.

Reconociendo que las autoridades públicas de Noruega están cumpliendo su promesa de elevar la educación a un nivel más alto en la agenda mundial, el presidente del UEN, Steffen Handal, también ha recibido con satisfacción el hecho de que los sindicalistas "estén invitados a exponer sus opiniones con respecto a sus iniciativas educativas y hayan establecido un diálogo constructivo con el Ministerio de Asuntos Exteriores".

La educación constituye un bien público y una responsabilidad pública, afirmó Handal. "Para implantar sistemas educativos sostenibles, debemos también fortalecer las institucionales nacionales destinadas a la recaudación de impuestos, la creación de centros de formación de docentes, e involucrar a la profesión docente", añadió Handal.