Ei-iE

América Latina - Los sindicatos de docentes afrontan una crisis política y otra económica

publicado 22 diciembre 2009 actualizado 22 diciembre 2009

La sombra de una nueva dictadura y la violencia política en Honduras agravan la crisis económica que se vive en toda América Latina.

“La IE se ha pronunciado claramente en contra del golpe militar en Honduras”, dijo Fred van Leeuwen, Secretario General de la IE, a los delegados de la conferencia regional de América Latina en Sao Paulo, Brasil.

“No podemos aceptar una vuelta al pasado ni a dictaduras de ningún tipo. La historia ha demostrado que en condiciones de crisis prosperan los extremismos y las demagogias, en todas sus formas, ya sean de derechas o de izquierdas”.

En su discurso de apertura recordó que, el año pasado, algunos observadores consideraban que los países del Sur habían logrado “desvincularse” de la crisis financiera que estaba azotando a Estados Unidos y Europa. Hoy, sin embargo, gran parte de América Latina debe afrontar la amenaza del desempleo, al ver caer en picado los ingresos tributarios, menguar las remesas procedentes de América del Norte y paralizarse los flujos de inversión.

En México, América Central y el Caribe, el golpe fue más duro debido a su dependencia de la economía estadounidense. En Honduras, las remesas ascienden al 26% del PIB. Las remesas a México cayeron un 12% en enero de 2009.

Los docentes saben que la crisis económica y financiera no se puede analizar de forma aislada. De hecho, la crisis alimentaria, el cambio climático y la pandemia del VIH/SIDA pertenecen a la actualidad mundial, según comentó van Leeuwen.

“¿Y qué nos espera después de la crisis? En los próximos 18 meses se van a celebrar en Latinoamérica 10 procesos electorales con un gran impacto en el panorama político. El fin de la era de las dictaduras militares no ha eliminado todos los riesgos”, dijo.

Al mismo tiempo, otras razones han llevado a los países latinoamericanos a ocupar las portadas de los diarios mundiales. El presidente brasileño está considerado como “una de las figuras clave para lograr una recuperación mundial sostenible y justa. Argentina también ha desempeñado un papel fundamental, al plantarse ante el FMI hace tres años y mostrar una alternativa al modelo neoliberal”.

“Pero todos sabemos que hay un gran trecho entre dicho y hecho” agregó van Leeuwen. “Existe una enorme contradicción entre los llamamientos de los dirigentes del FMI para revitalizar la economía a través del sector público y la imposición de restricciones presupuestarias a través de las condiciones del FMI, en particular las medidas de congelación salarial en el sector público”.

Este articulo fue publicado en Mundos de la Educación, No. 32, diciembre 2009.