Ei-iE

Libertad para Esmail Abdi, líder del sindicato de docentes de Irán

publicado 2 noviembre 2016 actualizado 2 junio 2017

La Internacional de la Educación (IE) insta a sus miembros a tomar medidas y protestar contra la condena a seis años de prisión impuesta a Esmail Abdi, dirigente de la Tehran Teacher Trade Association. Dicha condena fue anunciada el pasado 7 de octubre por la sección 36 del Tribunal de Apelaciones de Teherán.

La IE ha comunicado a las autoridades de la República Islámica de Irán que los cargos formulados contra Abdi, incluido el de"reunión y conspiración contra la seguridad nacional", son injustos y contravienen varios convenios sobre los derechos humanos, incluidos aquellos que protegen la libertad de expresión y asociación, así como el derecho de los sindicatos a ser consultados sobre las políticas de educación. Abdi ya había sido detenido injustamente en julio de 2015 junto con otros tres sindicalistas docentes iraníes para impedir su asistencia al 7º Congreso Mundial de la Internacional de la Educación celebrado en Ottawa, Canadá. Una huelga de hambre de Abdi y varias campañas de solidaridad masivas en Irán y en sindicatos de todo el mundo, lograron que Abdi fuera puesto en libertad en mayo de 2016.

Esta última revisión de su condena llega en un momento en que las políticas neoliberales del régimen han desembocado en una crisis en el sistema educativo nacional y han afectado negativamente las condiciones de vida de los docentes. La privatización y mercantilización de la educación han destruido cualquier vestigio de igualdad de oportunidades o de educación gratuita en Irán. Muchos estudiantes, especialmente niñas, de familias con ingresos bajos de zonas rurales y nómadas tienen prácticamente prohibido acceder a la educación. Los informes muestran que más de 3,5 millones de estudiantes no pueden acudir a la escuela.

Los docentes iraníes siguen enseñando a pesar de verse privados de sus derechos más fundamentales. Los salarios de los docentes se encuentran en muchos casos por debajo de la línea de la pobreza. Las protestas y las manifestaciones nacionales de los docentes iraníes en los últimos años demuestran sus firmes exigencias de un cambio en el sistema. Cada año, 150 000 iraníes altamente cualificados emigran del país. Muchos de ellos emigran como resultado de las altas tasas de desempleo, pero la opresión política y la falta de libertad religiosa también son factores determinantes de la emigración iraní.

Las autoridades intentan silenciar las quejas de los docentes mediante la represión y el encarcelamiento prolongado de los sindicalistas y los activistas.

La IE invita a sus organizaciones y a sus miembros a actuar de inmediato:

·         Envíen una carta de protesta al Presidente y al Líder Supremo de Irán (utilicen el modelo de carta adjunto).

·         Pónganse en contacto con su Gobierno y la representación diplomática de Irán en su país para solicitar que establezcan un diálogo sobre estas cuestiones con las autoridades iraníes.

  • Es posible realizar su petición ante las autoridades utilizando el llamamiento de LabourStart
  • Den visibilidad a este llamamiento difundiéndolo entre sus compañeros, los miembros de sus sindicatos y sus redes. Publíquenlo en sus sitios web, Facebook y Twitter.

La IE les agradece su solidaridad en apoyo a nuestros compañeros iraníes.