Ei-iE

La comercialización de la educación en Nigeria: La IE lanza un nuevo estudio

publicado 28 mayo 2018 actualizado 30 abril 2021

Un nuevo estudio en Lagos, Nigeria pone en tela de juicio a las empresas privadas de educación que reciben ayuda internacional

Empresas extranjeras que operan con ánimo de lucro en el sector de la educación, como Bridge International Academies (BIA), están tomando como objetivo a familias en Lagos, Nigeria, mediante la creación de centros educativos de pago con vistas a expandir su modelo empresarial. ¿Es esta una buena opción para los padres y madres que buscan una escuela de calidad para sus hijos/as?

Nigeria es sólo uno de los múltiples objetivos de Bridge, cuyos centros han sido cerrados en Kenia y Uganda por violar la legislación nacional. El pasado mes de marzo, una Corte Suprema de Uganda sentenció que Bridge estaba operando de forma ilegal, en flagrante menosprecio de los requisitos mínimos establecidos por la ley.

Bridge es una de las mayores empresas de educación con ánimo de lucro del mundo, cuyo objetivo es vender sus servicios privados a 10 millones de alumnos/as en toda África y Asia hasta 2025. Según un nuevo estudio presentado por la Internacional de la Educación el 31 de mayo en Lagos, Nigeria, los centros de Bridge, que emplea a personal sin cualificación con bajos salarios, no son una opción de calidad para el alumnado matriculado ni para las comunidades en las que éste vive.

La investigación Calidad e igualdad, un estudio comparativo de escuelas públicas y privadas de bajo coste en Lagos analiza el rendimiento de las escuelas públicas y privadas en Lagos en términos de calidad e igualdad, sobre todo en lo que se refiere al alumnado proveniente de hogares de bajos recursos.

Más costoso y menos calidad

La investigación revela que desde los años 80 ha habido una oferta estatal de educación primaria insuficiente en Lagos. Como resultado ha florecido un amplio sector privado carente de regulación efectiva. Actualmente operan en Lagos unas 18.000 escuelas privadas, lo cual supone un incremento del 50 por ciento desde el año 2011.

Además, las escuelas privadas han recibido apoyo a través de ayuda financiera internacional. Es de notar especialmente que en 2014 el Departamento de Desarrollo Internacional (DFID, por sus siglas en inglés) del Reino Unido pagó 3.45 millones de libras a Bridge International Academies, fomentando su implantación en Lagos. En otras palabras, la ayuda gubernamental inicialmente destinada a la cooperación al desarrollo se está canalizando hacia controvertidos agentes privados.

La investigación encontró que entre los proveedores de educación privada, Bridge es en promedio más costoso para los padres, emplea personal sin cualificaciones, tiene unos estándares bajos en lo que se refiere a la formación del personal y otorga menos importancia a la inclusión y a la igualdad que otros. En comparación, las escuelas públicas de Lagos, que son gratuitas, cuentan con docentes con el máximo nivel de cualificación: todos/as poseen cualificaciones formales para ejercer la enseñanza y tienen acceso a formación continua.

Los investigadores también notaron que pese a la inversión limitada y otros retos a los que se enfrentan las escuelas públicas, los/as docentes estaban comprometidos con sus estudiantes y con los valores de  igualdad e inclusión.

Invertir en educación pública

Frente a esta situación, el Secretario General del sindicato Nigeria Union of Teachers (NUT), Mike Ike Ene, ha declarado que “las escuelas privadas de bajo coste no son una alternativa a la educación pública. Si no se realizan inversiones en la educación pública no se cubrirán las necesidades de todos/as los/as niños/as, y se seguirán socavando la calidad y la igualdad en la educación. Apoyamos a la Internacional de la Educación en la realización de esta investigación, que además subraya la profesionalidad y la dedicación de los/as docentes de la escuela pública en Nigeria, así como su empeño pese al desafío que supone ofrecer una educación de calidad para todos/as”, añadió.

“La educación es un bien público y el derecho de cada niño/a, y por lo tanto su provisión debería ser una responsabilidad fundamental del Gobierno”, han declarado en un comunicado conjunto el presidente del sindicato Nigeria Union of Teachers (NUT), Michael A. Olukoya, y Mike Ike Ene, Secretario General del NUT.  “Todo tipo de cuota y cualquier barrera económica son un obstáculo al acceso a la educación, sobre todo para las niñas y los socialmente desfavorecidos. Hasta la fecha, el progreso global en el acceso a la educación sólo ha sido posible gracias a la expansión del sector público y a la eliminación de las cuotas”, añaden.

David Edwards, Secretario General de la Internacional de la Educación, añadió que “No es la primera vez que uno de nuestros estudios expone las prácticas de explotación de esta cadena empresarial de la educación. Desde Kenia, pasando por Uganda y Liberia hemos visto cómo los centros de Bridge están contribuyendo a la intensificación de la segregación en la educación. Están socavando el derecho de niños y niñas a la educación gratuita de calidad.”

El informe “Calidad e igualdad, un estudio comparativo de escuelas públicas y privadas de bajo coste en Lagos” por E. Unterhalter, L. Robinson, y J. Ibrahim (2018) está disponible aquí: pdf

Pueden encontrar el resumen ejecutivo aquí: pdf.

Cinco razones para dejar de invertir en las academias con ánimo de lucro Bridge