Ei-iE

Día Internacional de la Mujer 2021 | Declaración de las Federaciones Sindicales Internacionales para la región árabe

publicado 2021-03-08 actualizado 2021-03-09

Llamamiento a todos los sindicatos para que “intensifiquen sus esfuerzos destinados a garantizar un mundo del trabajo libre de violencia y acoso”.

El Día Internacional de la Mujer se celebra en todo el mundo desde 1910. A lo largo de ese tiempo, hemos realizado grandes progresos en la promoción de los derechos de la mujer y la igualdad de género, pero todavía queda mucho por hacer.

La pandemia de COVID 19 ha afectado al mundo en general, en la región árabe la crisis ha puesto de manifiesto graves vulnerabilidades en sus sociedades, instituciones y economías. La crisis también ha amplificado las desigualdades de género.

En la lucha contra la pandemia de COVID-19 hemos podido observar que las mujeres encabezan la respuesta a la crisis. La pandemia ha recordado con crudeza que la crisis afecta de forma diferente a las mujeres y a los hombres, ha exacerbado los retos a los que suelen enfrentarse las mujeres.

Desde la aparición de la COVID 19, los informes revelan que se han intensificado todos los tipos de violencia contra las mujeres y las niñas. 

La crisis sanitaria y social también ha puesto de manifiesto el valor vital, aunque económicamente subestimado, de los servicios que prestan los trabajadores y las trabajadoras de los servicios esenciales, donde predominan las mujeres, a menudo migrantes.

Los casos de violencia y acoso en el mundo del trabajo y en línea también han aumentado. Uno de los principales impactos es la violencia económica que sufren las mujeres, derivada del cierre ilegal de los centros de trabajo, la interrupción y la pérdida del empleo, el trabajo no remunerado de cuidado de la familia y otras causas.

Es necesario tomar medidas urgentes en el contexto de la crisis de la COVID 19 y más allá para garantizar el derecho de todas las personas a un mundo del trabajo libre de violencia y acoso. También para lograr una recuperación sostenible y una mayor resiliencia de cara a futuras crisis.

Abordar la violencia y el acoso en el mundo del trabajo ha sido una prioridad para todas las Federaciones Sindicales Internacionales y su membresía de todo el mundo, el trabajo en este campo ha adquirido más relevancia que nunca.

Los esfuerzos para ratificar el Convenio 190 y aplicar tanto el Convenio como la Recomendación deben ser un elemento fundamental de las medidas de respuesta y recuperación.

El convenio proporciona una base para que los sindicatos y otras partes interesadas puedan abordar la violencia y el acoso en el mundo del trabajo. Abarca todos los sectores –público y privado–, así como la economía informal.

Los sindicatos son parte de la solución y espejos de la sociedad, la eliminación de la violencia y el acoso conllevará un cambio de normas, prácticas y comportamientos.

Todos juntos estamos presionando a los gobiernos de todo el mundo para que ratifiquen este convenio emblemático y para que la eliminación de la violencia y el acoso en el lugar de trabajo sea una realidad.

El Convenio 190 de la OIT representa un paso importante hacia la protección de las mujeres trabajadoras y converge en la lucha más amplia por la igualdad de género.

La igualdad de género es una cuestión de derechos humanos que nos afecta a todos y es fundamental para el funcionamiento democrático de nuestros sindicatos y nuestras sociedades. Como sindicalistas, nunca debemos olvidar que estamos en la primera línea de esta lucha.

Sin embargo, también reconocemos que la lucha por la igualdad de género dentro de los sindicatos y en la sociedad en general es una tarea constante.

Por lo tanto, hacemos un llamamiento a todas las FSI y a su membresía para que renueven su compromiso con la igualdad de género y adopten medidas en favor de un mundo del trabajo libre de violencia y acoso: 

  • Instando a los gobiernos de la región árabe a ratificar el Convenio 190 de la OIT, así como a apli-car la Recomendación 206 a nivel nacional, sectorial y en el lugar de trabajo.
  • Profundizando el conocimiento y creando conciencia sobre la violencia y el acoso en el lugar de trabajo, entre otras cosas mediante la recopilación y publicación de datos, y la documentación de casos. 
  • Preparando y redactando informes periódicos destinados a los gobiernos nacionales y a la Organi-zación Internacional del Trabajo.
  • Exponiendo la importancia del Convenio en el diálogo social y ejerciendo presión para que se in-cluya como cláusula en los convenios colectivos con el fin de mejorar la protección.