Ei-iE

Renovación sindical en Asia y el Pacífico para mejorar las condiciones y la representación del profesorado

publicado 3 junio 2021 actualizado 18 junio 2021

La oficina de Asia y el Pacífico de la Internacional de la Educación presentó una nueva investigación “La renovación sindical en el sector de la educación: perspectivas para el informe de Asia y el Pacífico”, la cual ha brindado la oportunidad de reflexionar sobre la necesidad de que los sindicatos de la educación superen los desafíos, abracen la renovación y aprovechen las oportunidades ofrecidas por la pandemia de la COVID-19.

Revitalizar, fortalecer y enriquecer el trabajo de los sindicatos de la educación.

En su presentación del "exhaustivo y lúcido" informe de la profesora Michele Ford y la Dra. Kristy Ward, la presidenta de la Internacional de la Educación, Susan Hopgood, recordó que “en la Internacional de la Educación hemos aprendido gracias a nuestra larga experiencia lo vitales que son los sindicatos de la educación para el bienestar y el avance no solo del sistema educativo, sino del país y de la sociedad en su conjunto”.

Destacó que el profesorado también desempeña un importante papel social y cívico, a menudo desempeñando una labor en nombre de las autoridades públicas y difundiendo conocimientos e ideas que orientan a la sociedad en general en una dirección específica de progreso.

Al dar al profesorado “una voz y un papel responsable en materia de política social y gobernanza, se fortalecen las raíces de la democracia. La mejor manera de aprovechar su saber y que participen en los proyectos nacionales es permitirles organizarse y hablar con una voz coherente y representativa”.

En la región de Asia y el Pacífico, señaló Hopgood, los sindicatos de la educación tienen por delante tanto oportunidades como desafíos. En algunos lugares, los sindicatos están en pie de lucha, en otros, generan la innovación.

Para Hopgood, el informe apunta estrategias y proporciona ejemplos de cómo los sindicatos pueden renovarse o transformarse con la época para superar los desafíos y aprovechar las oportunidades. “Esperamos que este informe estimule nuevas ideas y discusiones sobre el proyecto más amplio de renovación sindical, y lleve a intervenciones más efectivas sobre el terreno que revitalicen, fortalezcan y enriquezcan el trabajo de los sindicatos de la educación en todo el mundo”, señaló.

Los sindicatos de la educación reflexionan sobre su finalidad como organizaciones del siglo XXI

Al presentar su investigación, las autoras, la profesora Michele Ford y la Dra. Kristy Ward, recomendaron los siguientes elementos como vitales para la renovación sindical:

  • Incrementar el número de afiliados y la participación sindical
  • Desarrollar las competencias de los miembros como profesionales y sindicalistas
  • Fusionar la identidad profesional y la identidad sindical del profesorado

Esbozaron orientaciones estratégicas para la renovación sindical, es decir, la ayuda mutua, las relaciones laborales y el profesorado en tanto que profesionales y agentes de la justicia social.

Asimismo, insistieron en que las decisiones estratégicas deben estar cimentadas por el contexto local. En última instancia, el papel de un sindicato de la educación es político, dada la naturaleza y visibilidad de la educación como bien público y las relaciones con los gobiernos como fuente de política social: abrir algunas puertas, cerrar otras.

Entre sus recomendaciones para la renovación sindical figuran:

  • Los sindicatos han de reflexionar y articular claramente su finalidad en tanto que organizaciones del siglo XXI a través de un proceso estructurado de reflexión a nivel escolar y las redes sociales.
  • Los sindicatos deben utilizar los resultados de este ejercicio de reflexión para: formular una narrativa clara sobre su identidad y finalidad, clasificar determinadas cuestiones en materia de políticas identificadas por los miembros en términos de su viabilidad y posible impacto en la política social y el bienestar laboral y profesional del profesorado, así como determinar la forma que asumiría el éxito de las cuestiones consideradas más importantes.
  • Tras consultar con los miembros, los sindicatos seleccionarán una cuestión en materia de políticas que sea importante y que pueda abordarse para desarrollar una campaña específica y con plazos precisos y resultados claramente definidos a los que se daría prioridad a todos los niveles del sindicato.
  • Los sindicatos utilizarán esta campaña como laboratorio para identificar aspectos de la estructura y el proceso sindical que podrían mejorarse, nuevas formas de interactuar con interlocutores externos (entre otros, las instancias gubernamentales), aplicar estas ideas en todo el trabajo diario del sindicato y repetir el proceso.

La renovación sindical inspirada en el sindicalismo de movimiento social

Angelo Gavrielatos, Presidente de la New South Wales Teachers Federation (NSWTF) y antiguo responsable de la campaña de Respuesta Mundial de la Internacional de la Educación a la privatización y comercialización de, y en, de educación, también compartió las experiencias extraídas de esta campaña y cómo puede representar una de las herramientas efectivas para la renovación sindical.

“Más allá de la descripción y el análisis, podemos definir el movimiento sindical más amplio en dos categorías: el sindicalismo economicista, centrado en las cuestiones salariales y las condiciones de trabajo, y la justicia social o sindicalismo de movimiento social”, afirmó.

Es importante considerar la renovación sindical en términos de justicia social o sindicalismo de movimiento social, ya que atiende a los intereses de los miembros en general, en tanto que ciudadanos y ciudadanas, y contempla el desarrollo de las políticas en un sentido social amplio”, observó.

En lo que se refiere a la campaña de la Respuesta Mundial de la Internacional de la Educación, Gavrielatos destacó que “busca trabajar con los sindicatos sobre el terreno para luchar contra la privatización y comercialización de la educación y fomentar el activismo y la solidaridad en el seno de los sindicatos y entre ellos”.

La narrativa de la campaña es entender que la privatización y comercialización de la educación no redunda en el interés de nadie: ni del alumnado, ni de los padres ni del profesorado. Por lo tanto, es una campaña amplia destinada a fortalecer la educación pública de calidad para todos y necesita la participación de todos, aseguró Gavrielatos.

Los sindicatos de la educación “necesitan desempeñar un papel de liderazgo en la construcción del sindicalismo de la justicia social, porque trabajamos con otras instancias en la sociedad para lograr una política de educación social sólida. Todos aprendemos unos de otros a medida que nos cuestionamos mutuamente”.

ACT: un sindicato filipino formado por organizadores y docentes en ejercicio

Al compartir experiencias sobre el compromiso con el proceso de renovación, Ruby Ana Bernardo, Secretaria Regional del sindicato Alliance of Concerned Teachers (ACT) en Filipinas, insistió en que “una de las fortalezas de nuestro sindicato es que somos organizadores y docentes en ejercicio”.

La sede del sindicato es el centro de las campañas, y los organizadores también orientan al profesorado en las 17 regiones de ACT.

ACT valoriza al profesorado joven, el liderazgo de las mujeres, el intercambio de experiencias, el proceso democrático y las consultas inclusivas, explicó Bernardo.

También subrayó que, durante la pandemia de la COVID-19, a pesar de la falta de apoyo gubernamental para docentes y estudiantes, los largos confinamientos y el cierre de escuelas, ACT encontró formas de dar formación a sus miembros o proporcionarles equipos de protección personal.

A continuación, la reunión se dividió en grupos y socios de la cooperación al desarrollo subregionales. Posteriormente, los grupos presentaron un informe al pleno.

Los sindicatos se aseguran de ser fundamentales para sus miembros

En sus observaciones finales, el Secretario General de la Internacional de la Educación, David Edwards, destacó que “la perspectiva de la justicia social es fundamental. Es lo que hemos visto durante la pandemia de la COVID-19”.

Señaló que la Resolución "Renovación de los sindicatos de la educación: el nuevo imperativo", aprobada por el 8º Congreso Mundial de la Internacional de la Educación celebrado en Bangkok, Tailandia, en julio de 2019, no preveía la situación en materia de salud pública que conocemos hoy día. Sin embargo, esta resolución encomienda al Consejo Ejecutivo de la Internacional de la Educación “identificar y facilitar oportunidades para compartir los conocimientos, experiencias y reflexiones de las organizaciones afiliadas a la IE en relación con el desarrollo y la renovación sindical”.

“Para eso estamos constituidos en sindicatos, para ser fundamentales para los miembros, para ayudarles a progresar y no a oprimirlos. La inmovilidad no lleva a ninguna parte”, insistió Edwards.