Ei-iE

Principios rectores sobre la pandemia del COVID-19

publicado 27 marzo 2020 actualizado 17 agosto 2021

Los siguientes principios y recomendaciones deberían servir como guía para elaborar las respuestas de los sindicatos de la educación, los gobiernos y los socios a la pandemia del COVID-19.

La pandemia provocada por el COVID-19 sigue aumentando a un ritmo alarmante y provocando numerosas infecciones y fallecimientos en todo el mundo. El impacto en la educación ha sido devastador. La UNESCO ha informado de que, a 25 de marzo de 2020, alrededor de 1500 millones de estudiantes se habían visto afectados por el cierre de los establecimientos educativos de 165 países, un 87 % de todos los estudiantes matriculados. Además, también se han visto afectados por la pandemia millones de docentes y personal de apoyo educativo.

En vistas de esta situación sin precedentes, es evidente que la crisis provocada por el COVID-19 se ha convertido en una crisis educativa. Los gobiernos de todo el mundo deben plantear respuestas rápidas, coherentes y acordes a la pandemia a fin de controlarla y minimizar su impacto en la salud y los medios de subsistencia de las sociedades, así como en el derecho de los niños, los jóvenes y los adultos a una educación de calidad. Una respuesta adecuada al COVID-19 en el sector educativo debería tener en cuenta los derechos y el interés del conjunto estudiantil, del profesorado y del personal de apoyo educativo e involucrar a los sindicatos de la educación en la elaboración de las medidas de contención y recuperación.