Ei-iE

Afganistán: Internacional de la Educación "las escuelas nunca deben ser blanco de terrorismo o violencia"

publicado 3 diciembre 2021 actualizado 23 marzo 2022

La Internacional de la Educación reiteró su apoyo a la educación, la paz y los derechos humanos en Afganistán en el marco de la profunda crisis humanitaria que experimenta el país.

A principios de este año, la Internacional de la Educación y sus organizaciones miembros expresaron gran preocupación por la seguridad de las/los docentes y por la igualdad de acceso a la educación, especialmente para las niñas, después de que los talibanes tomaran el poder.

El Consejo Ejecutivo de la IE, reunido el 2 de diciembre de 2021, adoptó una resolución en la que reiteró en particular que “las escuelas nunca deben ser blanco de terrorismo o violencia” y que “la educación es un derecho humano fundamental y la adhesión a la Declaración Universal de Derechos Humanos es fundamental para promover sociedades inclusivas, no discriminatorias y pacíficas ”.

El Consejo Ejecutivo de la Internacional de la Educación brinda todo su apoyo a las docentes y organizaciones miembros en Afganistán, y pide a sus afiliadas que, a través de sus gobiernos nacionales, presionen a los talibanes para que defiendan los derechos humanos y el derecho a la educación de las niñas y mujeres en Afganistán.

Resolución del Consejo Ejecutivo sobre Afganistán

El Consejo Ejecutivo de la Internacional de la Educación, reunido el 2 de diciembre de 2021

Reconoce que:

  1. En los últimos 20 años Afganistán ha realizado progresos importantes en materia de educación. Se han adoptado medidas para reducir las desigualdades entre las niñas y los niños, las mujeres y los hombres, las zonas rurales y las urbanas, y entre los distintos grupos étnicos.
  2. A pesar de este progreso, Afganistán sigue muy por detrás de otros países en materia de alfabetización: sus índices se encuentran entre los más bajos del mundo y más de la mitad de la población adulta no sabe leer ni escribir. El 50 % de los niños y las niñas de entre 3 y 12 años nunca han ido a la escuela.
  3. Los talibanes, que tomaron el poder a principios de este año, se han centrado en las escuelas y otros establecimientos educativos para poner trabas a la educación de las niñas. Entre 1996 y 2001, han prohibido a las niñas y las mujeres prácticamente todo tipo de trabajo, el derecho de voto y el acceso a la educación.
  4. A pesar de las últimas declaraciones de los talibanes, se teme que la situación empeore para las profesoras y las estudiantes, especialmente las niñas.
  5. La comunidad internacional debe garantizar la salvaguarda del derecho a la educación para todos y todas.
  6. Se debe prestar especial atención a las decisiones y las políticas que tienen un impacto negativo en las niñas y las mujeres de Afganistán.

Señala con gran preocupación que:

Desde que los talibanes llegaron al poder han aumentado los actos terroristas y se ha puesto en peligro la seguridad del pueblo afgano. Ha aumentado la violencia contra las profesoras, las periodistas y las comunidades étnicas minoritarias, como el pueblo hazara.

La seguridad de todo el conjunto estudiantil y del profesorado, especialmente de las niñas y las mujeres está gravemente amenazada. El gobierno talibán ha prohibido recientemente que las niñas y las mujeres asistan a los establecimientos de educación secundaria.

La grave sequía, la inseguridad y el próximo invierno ponen en riesgo de hambruna a la mitad de la población del país (39 millones), en su mayoría mujeres, niñas y niños, y necesitan ayuda humanitaria urgente.

A pesar de las garantías del gobierno de facilitar la circulación entre fronteras, el movimiento de personas y de ayuda humanitaria en el país y entre países sigue siendo mínimo debido a los problemas de seguridad.

El personal docente y otros funcionarios públicos llevan más de cuatro meses sin cobrar sus salarios.

Reitera que:

  1. Los establecimientos educativos nunca deberían ser objetivos del terrorismo ni la violencia. La IE extiende su apoyo al pueblo, al personal educativo y a sus afiliadas de Afganistán, la National Teachers Elected Council (NTEC) y la Afghanistan Teacher Support Association (ATSA).
  2. La educación es un derecho humano fundamental y la adhesión a la Declaración Universal de Derechos Humanos es primordial para fomentar sociedades inclusivas, no discriminatorias y pacíficas.

Insta a las autoridades de Afganistán a:

  1. Respetar los derechos humanos, especialmente los derechos de las mujeres, los niños, las niñas y los grupos minoritarios, y a alentar a todas las partes a alcanzar un acuerdo político negociado e inclusivo que asegure la participación plena y significativa de las mujeres.
  2. Garantizar que todo el alumnado tenga un acceso igual y sin restricciones al aprendizaje en un entorno seguro y protector.
  3. Apoyar al profesorado pagando sus salarios a tiempo y participando en el diálogo político con las organizaciones de docentes.
  4. Eliminar todos los obstáculos a la participación de las niñas y las mujeres en la educación.
  5. Adoptar medidas inmediatas contra los grupos que perpetúan la violencia en nombre de los talibanes, que expulsan al pueblo de sus hogares, que roban sus vehículos y cometen asesinatos.
  6. Permitir la circulación de personas tanto dentro de Afganistán como hacia otros países.
  7. Intensificar la ayuda humanitaria e instar a todas las partes a que permitan un acceso seguro y sin obstáculos a las Naciones Unidas y sus organismos.

Insta a los gobiernos de todo el mundo a:

  1. Hacer todo lo posible para proteger el derecho de las niñas a ir a la escuela y a crecer sin prejuicios, acoso ni violencia.
  2. Garantizar la aplicación de la Declaración "las escuelas deben ser zonas de paz" de la IE en Afganistán.
  3. Aceptar y ofrecer apoyo a los refugiados afganos que llegan a sus fronteras.

Insta a las agencias de la ONU, los donantes, las IFI y las organizaciones intergubernamentales a:

  1. Apoyar la provisión educativa de forma que se involucre a los sindicatos de docentes en todas las decisiones relativas a las condiciones, el plan de estudios, la formación y el desarrollo, las cualificaciones y la certificación del profesorado.
  2. Fomentar una participación significativa y sólida de los sindicatos de docentes en los planes de emergencia y cooperar con la Internacional de la Educación de manera triangular para garantizar una aplicación eficaz y responsable de los mismos.

Pide a las organizaciones miembros de la IE que: 

  1. Exijan a sus gobiernos nacionales que presionen a los talibanes a respetar los derechos humanos y el derecho de las niñas y las mujeres a la educación en Afganistán.
  2. Presionen a sus gobiernos para que faciliten la reunificación familiar de los refugiados afganos que ya viven en su país.
  3. Apoyen las iniciativas humanitarias y educativas en Afganistán.
  4. Colaboren con la IE en el establecimiento de un observatorio de los derechos del personal docente en Afganistán.