Ei-iE

La IE, feliz con el nombramiento del Relator Especial de la ONU sobre los derechos de asociación y reunión

publicado 25 marzo 2011 actualizado 5 abril 2011

El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas ha nombrado a D. Maina Kiai, presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de Kenia (KNHRC), Relator Especial sobre los derechos de reunión pacífica y de asociación para los próximos tres años.

El Relator Especial deberá presentarle al Consejo de Derechos Humanos y a la Asamblea General de la ONU un informe sobre las actividades relacionadas con su mandato.

“Este nuevo cargo supone un reconocimiento de que los derechos sindicales son un elemento integral de los derechos humanos fundamentales y universales y son la base de la democracia. La IE y sus organizaciones miembro han podido ver que la unión de los docentes y demás profesionales de la educación les confiere una mayor dignidad, mejora su estatus y el bienestar de su profesión y les permite ofrecer un servicio de la mayor calidad posible para los niños, el público en general y para la comunidad. Los sindicatos hacen que la sociedad mejore, a pesar de lo cual existe una creciente tendencia a restringir la libertad de asociación y los derechos de convenio colectivo, especialmente en lo que respecta al sector de la educación,” expuso el Secretario General de la IE, Fred van Leeuwen.

La IE considera muy positiva la creación de este nuevo cargo de Relator Especial pues sirve como un complemento muy útil a la función de supervisión que desempeña la Organización Internacional del Trabajo bajo los mecanismos ya existentes.

La resolución del Consejo sobre los derechos de libertad de reunión pacífica y asociación, adoptada el 30 septiembre, aparte del nombramiento de un relator especial solicita también a los Estados que respeten y protejan los derechos de todos sus ciudadanos a reunirse y asociarse con libertad, lo que incluye también dentro del contexto de las elecciones y a personas que pertenezcan a minorías y a quienes defiendan opiniones o creencias minoritarias o discrepantes con la mayoría, a los defensores de los derechos humanos, a los sindicalistas y a otros que intenten ejercer o promover estos derechos, así como adoptar todas las medidas necesarias para asegurarse de que todas las limitaciones que se impongan sobre el libre ejercicio de los derechos de libertad de reunión pacífica y de asociación sean conforme a las obligaciones asumidas en virtud de la legislación internacional sobre derechos humanos.

La IE también recibe con agrado el voto del Consejo de Derechos Humanos de la ONU a favor de nombrar un relator especial que analice el historial de Irán en el ámbito de los derechos humanos.

Este mismo mes, el Secretario-General Ban Ki-moon presentó un informe provisional al Consejo sobre la situación de los derechos humanos en dicho país, señaló la existencia de “muchas áreas que llevan tiempo preocupándonos” y animó al gobierno de Teherán a “garantizar totalmente la libertad de expresión y reunión”.

La resolución de la ONU solicita al gobierno iraní que permita el acceso al país al experto independiente en derechos humanos que va a asumir el cargo de relator.