Ei-iE

Baréin: Líder sindical llama a la solidaridad internacional

publicado 18 octubre 2011 actualizado 21 octubre 2011

Jalila Al-Salman, vicepresidenta de la Asociación de Docentes de Baréin (BTA) ha pedido respaldo en la lucha legítima por los derechos humanos y sindicales.

El 25 de septiembre, el Juzgado de Primera Instancia de Seguridad Nacional – un tribunal militar bahrení – condenó a Al-Salman y al presidente de la BTA, Mahdi Abu Dheeb, a 3 y 10 años de prisión respectivamente por participar en las protestas pacíficas que tuvieron lugar el pasado marzo en la capital, Manama.

Al-Salman y Abu Dheeb estaban entre los varios miembros de la ejecutiva de la BTA arrestados por convocar a los/las docentes a la huelga durante los levantamientos civiles por la democracia. Mientras sus compañeros/as fueron liberados a la espera de juicio, los dos líderes sindicales han sido procesados bajo los cuestionables cargos de “abandonar el trabajo a propósito, animar a otros a hacerlo, y tomar parte en reuniones ilegales”.

El régimen del Rey Al Khalifa también ha disuelto la BTA y mediante el acoso y la intimidación, que incluye la suspensión de salarios, los despidos en masa, los arrestos arbitrarios, las detenciones y en algunos casos la tortura, está reprimiendo a los/las docentes.

Según Al-Salman, más de 8.000 docentes se han visto afectados desde un principio por las duras medidas tomadas por el gobierno: “Actualmente hay una atmósfera de miedo entre los educadores; todos se preguntan quién será el siguiente”.

Al-Salman continuó exponiendo que más de 2.500 docentes habían sido traídos desde Egipto, junto con otros 6.500 voluntarios no cualificados, para reemplazar a los/las docentes bahreinís despedidos: “La calidad de nuestro sistema de educación está siendo gravemente minada. Están contratando docentes no cualificados mientras algunos de nuestros subdirectores de escuelas se encuentran trabajando como pescadores y algunos docentes como pintores. La situación es crítica”.

La semana pasada, el presidente de la BTA, Abu Dheeb, fue trasladado desde la prisión de Laqareen a la conocida prisión de Jaw, que fue investigada por la Sociedad de los Derechos Humanos de Bahréin por incumplir los estándares internacionales y de la que se han recibido informes de abusos en la sección de detenciones, donde los nuevos reclusos son retenidos antes de ser asignados una celda permanente.

Los dos líderes sindicales apelarán a su condena en una audiencia que tendrá lugar el 11 de diciembre.

Tras haber solicitado una autorización para estar fuera de la prisión hasta el final del proceso de apelación, Al-Salman fue puesta en libertad para poco después volver a ser detenida en las primeras horas de esta mañana por miembros enmascarados de las fuerzas de seguridad que vestían ropa de paisano. Llegaron al hogar de Al-Salman sin ninguna orden de detención oficial.

Un compañero de Al-Salman informó a la IE de que él estaba convencido de que la detención de Jalila estaba relacionada con el hecho de que hubiese hablado acerca de las violaciones de los derechos de la mujer y de los continuos abusos a los que los/las docentes se ven sometidos en Bahréin.

La IE ha instado repetidamente a las autoridades de Bahréin a que respeten los derechos humanos y sindicales fundamentales, y la libertad de los/las docentes. La IE ha lanzado un llamamiento de acción urgente para movilizar la solidaridad internacional en apoyo de Al-Salman y Abu Dheeb.

Si comparte la indignación de la IE por los abusos a los que los activistas sindicales se ven sometidos en Bahréin, necesitamos que firme nuestra petición ahora.