Ei-iE

Financiación corporativa amenaza independencia académica

publicado 18 octubre 2013 actualizado 30 octubre 2013

La financiación corporativa de las universidades podría ser fuente de corrupción en el sector de la educación superior, según un artículo escrito por el asesor principal de la IE David Robinson en un informe publicado el 1 de octubre por Transparency International.

El “Informe Global de la Corrupción: Educación” de la organización no gubernamental es una guía completa para los riesgos de corrupción en la educación – desde la enseñanza primaria hasta la universidad.

El informe identifica las tendencias mundiales de corrupción en la educación, señala desafíos y expone el rol de la educación y la investigación en el fortalecimiento de la integridad personal y profesional. Incluye 70 artículos escritos por expertos de más de 50 países.

Conflicto entre valores comerciales y académicos En su artículo“Corrupción de la integridad de la investigación: la financiación corporativa y la independencia académica” Robinson destaca que, si bien la financiación corporativa de la investigación sigue siendo limitada en términos absolutos, ha aumentado fuertemente en las últimas dos décadas.

Mientras tanto, la investigación financiada por el Gobierno ha disminuido significativamente tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo.

Por ejemplo, en los países de la OCDE la investigación financiada por el Gobierno se redujo de media un 10% durante 1981-2003, mientras que la proporción de la financiación del sector empresarial se duplicó a lo largo del mismo período.

Robinson advierte sobre el conflicto fundamental que existe entre los valores comerciales y los valores académicos tradicionales y cómo esto podría poner en peligro la libertad académica. Efectivamente, en una encuesta de 2005 realizada por investigadores académicos se descubrió que más del 15% de los encuestados/as habían modificado el diseño, la metodología o los resultados de un estudio en respuesta a las presiones por parte de una fuente de financiación.

“Los académicos deben disfrutar de la libertad académica – es decir, el derecho a enseñar, investigar, publicar y participar en la gobernanza de la institución sin restricciones ni censuras”, escribe Robinson.

Inquietudes por la escritura académica fantasmaLa investigación universitaria también se está viendo comprometida por la práctica de la escritura fantasma, en la que los artículos académicos son elaborados y redactados por agencias profesionales contratadas por patrocinadores corporativos y después firmados por un investigador de una universidad.

Esto es especialmente predominante en el ámbito de la medicina terapéutica, con “pruebas recientes que indican que un número potencialmente alarmante de documentos podrían haber sido escritos fantasma de empresas farmacéuticas”, afirma el artículo.

Actuar juntos contra la corrupciónEl Secretario General de la IE Fred van Leeuwen comentó el informe. “Desde la apropiación indebida de fondos educativos y sobornos, hasta el nepotismo y el fraude descarado, Transparency International muestra cómo la corrupción en nuestro sector está perjudicando a nuestros estudiantes, a nuestros docentes y a nuestras comunidades”, expresó.

“Si queremos alcanzar la meta de la educación para todos, entonces los docentes, las escuelas, los Gobiernos y las agencias internacionales deben trabajar juntos para identificar y eliminar la corrupción."

Para leer el informe completo Informe Global de la Corrupción: Educación, una guía completa para los riesgos de la corrupción en la educación – desde la enseñanza primaria hasta la universidad, haga clic aquí

hashtag: #honesteducation