Ei-iE

Inmigración: La IE y Global Unions exigen un «Trabajo decente para todos»

publicado 16 mayo 2014 actualizado 28 mayo 2014

Los Gobiernos que asistieron al Foro Mundial sobre Migración y Desarrollo (GFMD por sus siglas en inglés) deben promulgar e implementar una gobernanza de la inmigración basada en los derechos y políticas laborales justas, con el propósito de garantizar el trabajo decente para todos los trabajadores tanto de los países emisores como de los países receptores. Esto es lo que afirman representantes de federaciones sindicales mundiales (GUFs por sus siglas en inglés), incluida la Internacional de la Educación, que también se reunió en Estocolmo, Suecia.

El GFMD de 2014 fue organizado por el Gobierno de Suecia, del 12 al 16 de mayo. Tras el Segundo Diálogo de Alto Nivel de las Naciones Unidas, celebrado en Nueva York, en octubre de 2013, y la reunión tripartita de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que tuvo lugar en noviembre del año pasado, los participantes analizaron la contribución de la inmigración al desarrollo de los países, así como formas de incluir objetivos y metas relacionados con la inmigración en la agenda de desarrollo Post-2015.

«El deterioro de las condiciones laborales está obligando a enfermeras, trabajadores sanitarios, y maestros a abandonar sus trabajos, lo que genera un éxodo de profesionales en los países desfavorecidos en los que son desesperadamente necesitados», afirmó Rosa Pavanelli, Secretaria General de la Internacional de Servicios Públicos (PSI por sus siglas en inglés), en su intervención en la reunión conjunta entre los Gobiernos y la sociedad civil, celebrada el 14 de mayo. «Cuando se les pregunta, estos trabajadores nos dicen que preferirían quedarse en sus países de origen, siempre y cuando pudieran encontrar un trabajo decente».

Centrarse en los derechos de los trabajadores inmigrantes

La Internacional de la Educación y otras federaciones sindicales mundiales solicitaron un cambio de paradigma: pasar de ver la inmigración como un factor promotor del desarrollo a adoptar un enfoque de la migración internacional basado en los derechos y centrado en los derechos de los trabajadores inmigrantes.

Per Olof Sjoo, Presidente de la Internacional de Trabajadores de la Construcción y la Madera (BWI por sus siglas en inglés), destacó que la incapacidad de los Gobiernos para garantizar un trabajo decente, proporcionar protección social y prestar servicios públicos de calidad, lo que obliga a los inmigrantes a poner en peligro sus vidas para encontrar un trabajo y una vida mejor en otro lugar, constituye, básicamente, un fracaso del desarrollo».

Asimismo, las federaciones sindicales mundiales reiteraron la necesidad de adoptar un compromiso político más sólido y más real en lo que respecta a una gobernanza de la migración laboral multilateral.

«Los gobiernos deben ratificar y aplicar las convenciones de las Naciones Unidas y de la Organización Internacional del Trabajo sobre la protección de los derechos de los trabajadores migrantes y, en especial, su derecho a afiliarse y a fundar un sindicato», declaró Samidha Garg del Sindicato Nacional de Profesores del Reino Unido (NUT por sus siglas en inglés); Garg también es miembro del Grupo de Trabajo sobre Migración y Movilidad Docente de la Internacional de la Educación.

Elogios para las iniciativas de la IE

Las iniciativas puestas en marcha recientemente por la Internacional de la Educación – el estudio de la Internacional de la Educación, «Getting Teacher Migration and Mobility Right», y el portal, http://www.migrantteachersrights.org– fueron reconocidas como buenas prácticas que ilustran el papel fundamental que desempeñan los sindicatos a la hora de empoderar a los inmigrantes y de proteger sus derechos.

«El único grupo que defiende permanentemente a los trabajadores inmigrantes son los sindicatos», afirmó el Director General de la Organización Internacional del Trabajo, Guy Ryder, durante su reunión con los representantes sindicales en la primera sesión del Foro Mundial sobre Migración y Desarrollo. El estudio de la Internacional de la Educación fue presentado a Ryder durante la reunión.

Asimismo, puede leer las contribuciones del Presidente de BWI, Per Olof Sjoo y de la Secretaria General del PSI, Rosa Pavanelli.