Ei-iE

El sindicato de docentes del Líbano atribuye los males del país a los políticos

publicado 9 octubre 2015 actualizado 13 octubre 2015

El Presidente del sindicato de docentes del Líbano, Nehme Mahfoud, ha arremetido contra la élite política de su país por no resolver sus diferencias, lo que ha dado lugar a un parlamento disfuncional, un gobierno paralizado y una ausencia de jefatura de estado.

"Estamos sufriendo las consecuencias de su conducta irresponsable", afirmó Mahfoud en la conferencia de docentes celebrada el 8 de octubre en Beirut. "Los y las docentes no han recibido el sueldo conforme al índice del costo de vida que se les prometió hace dos años. El salario inicial ha caído por debajo del sueldo mínimo del país de 450 dólares de EE. UU., y los y las docentes cualificados están abandonando la profesión". Mahfoud advirtió a las autoridades públicas que los sindicatos de docentes tendrán que recurrir a acciones sindicales si el Gobierno sigue ignorando los acuerdos.

El sindicato de docentes del Líbano celebró su 2ª conferencia sobre educación los días 8 y 9 de octubre en Beirut. Entre las cuestiones que debatieron algunos de los 400 delegados/as estaban la mejora de la calidad de la educación, el desarrollo profesional de los y las docentes y el estatus social y profesional de los y las docentes.

En la conferencia también se abordó el número cada vez mayor de sirios y sirias que buscan refugio en el país. Las escuelas del Líbano han acogido a más de 200 000 niños y niñas refugiados sirios. No obstante, el deficiente estado de los edificios escolares, las aulas masificadas y la falta de materiales de aprendizaje y enseñanza han ocasionado el empeoramiento de la calidad de la educación."Es necesario emprender acciones urgentes para garantizar que los y las estudiantes del Líbano y de Siria reciben un trato equitativo", señaló el presidente del TSL, Mahfoud.

"Más de 300 mil niños y niñas refugiados siguen fuera de la escuela. Esto conducirá al analfabetismo y la pobreza, e incitará al extremismo. Debemos ir al origen del problema de los/as refugiados/as y detener la guerra en Siria, donde personas inocentes se ven forzadas a elegir entre la tiranía, el ISIS o el exilio".

Asimismo, el Secretario General de la Internacional de la Educación (IE), Fred van Leeuwen, afirmó en la conferencia que la IE ha suplicado encarecidamente a las Naciones Unidas que aumenten la ayuda internacional para que el Líbano, Jordania, Irak y Turquía puedan proporcionar educación a los niños y niñas refugiados. Destacó que debía consultarse a los sindicatos de docentes acerca del uso de dicha ayuda y que esta debía emplearse de forma transparente. Van Leeuwen también señaló que en lugares donde organismos internacionales como el Unicef y el Banco Mundial lleven a cabo programas educativos, debían hacerlo previa consulta con nuestros sindicatos miembros. "Esos programas no deben afectar a la financiación, el gobierno y el funcionamiento de los sistemas educativos nacionales, y han de contratarse docentes a quienes se ha de pagar conforme a los acuerdos vigentes".

El sindicato de docentes del Líbano, la afiliada más grande de la IE en el Líbano, posee 35 000 miembros empleados principalmente en escuelas privadas. La educación privada representa el 72 % del sistema educativo del Líbano con 40 000 docentes presentes desde la educación de la primera infancia hasta la educación secundaria.