Ei-iE

Los docentes de Sri Lanka trabajan para hacer que la Educación Infantil se libere de la influencia empresarial

publicado 12 noviembre 2015 actualizado 17 noviembre 2015

Los miembros del All Ceylon Union of Teachers se preparan para combatir la creciente privatización y desprofesionalización del sector de la Educación Infantil de Sri Lanka, y buscan formas de mejorar el acceso y las condiciones laborales de los docentes.

La presidenta del All Ceylon Union of Teachers (ACUT), Angela Vijeshinghe, destaca que la cuota financiera del Gobierno de Sri Lanka a la hora de prestar el servicio de la Enseñanza Infantil (ECE) es muy limitada, ya que hasta un 80 por ciento de este servicio educativo lo proporciona el sector privado. Existe un “absoluto abandono de los derechos de los docentes de Educación Infantil”, que trabajan por bajos salarios y escasos beneficios, condenó la presidenta. Vijeshinghe también afirma que los profesionales de la Educación Infantil en Sri Lanka carecen de una formación profesional y una cualificación adecuadas.

Treinta y cuatro dirigentes y miembros de ACUT participaron en un seminario de tres días de duración sobre la Educación Infantil, organizado por la Oficina Regional de la Internacional de la Educación (IE) para Asia?Pacífico (IEAP) los días 25, 26 y 27 de septiembre en Colombo, Sri Lanka.

Shashi Bala, coordinadora regional jefe de la IEAP, hizo hincapié en la necesidad de proporcionar una Educación Infantil universal, financiada públicamente y de calidad (ECE). Bala lamentó el hecho de que el objetivo de la Educación para Todos (EPT) en lo que respecta a la Educación Infantil ha sido ignorado hasta el momento. Como consecuencia, afirmó Bala, “la Educación Infantil se encuentra en gran medida en manos privadas, lo que plantea dudas acerca del acceso, la calidad y la equidad en la prestación de este servicio”.

Gran parte de los docentes y del personal de apoyo de la Educación Infantil están inadecuadamente formados, y reciben escaso apoyo y remuneración, señaló ella, instando a los sindicatos de docentes a hacer frente al tema del personal y la calidad de la Educación Infantil, y a exigir una financiación suficiente, así como una formación y un apoyo adecuados para el personal de esta etapa educativa.

En lo que respecta al futuro, el ACUT se ha comprometido a ejercer presión sobre el Gobierno, con el propósito de ampliar los servicios de Educación Infantil para mejorar el acceso a los niños desfavorecidos y marginados y ha aumentado la financiación pública para la Educación Infantil. Asimismo, ha promovido la protección de los derechos de los docentes de Educación Infantil, así como la adecuada formación y calificación de estos.

El sindicato tiene previsto organizar a los docentes de Educación Infantil en Sri Lanka y poner en marcha una campaña para alistar a más miembros. Dicha campaña se llevará a cabo mediante la preparación de un plan de acción que incorpora ideas desarrolladas durante este seminario de tres días.