Ei-iE

Se descubren los recortes del gobierno de Australia a los fondos escolares

publicado 30 mayo 2016 actualizado 6 junio 2016

Contrariamente a su llamamiento para proporcionar a las escuelas de todo el país financiación basada en sus necesidades, el presupuesto del gobierno de coalición australiano ha puesto de manifiesto que las escuelas más necesitadas están a punto de perder el apoyo financiero; una medida que afecta a los alumnos más desfavorecidos.

En un giro de 180°, el primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, y el ministro de Educación, Simon Birmingham, niegan que se estén realizando recortes en la financiación a las escuelas públicas del país en Tasmania y el Territorio del Norte, recortes que ya han sido incluidos en el presupuesto. Dichos recortes van en contra de la promesa del gobierno de financiar las escuelas basándose en sus necesidades, sobre todo cuando miles de millones de dólares están siendo desviados de los fondos Gonski.

“Ambos ministros sostienen que su nuevo modelo de financiación se basará en las necesidades; sin embargo, sus propias cifras muestran que están vaciando los fondos de las escuelas públicas de las dos jurisdicciones más necesitadas: el Territorio del Norte y Tasmania”, afirmó la presidenta federal del Australian Education Union (AEU), Correna Haythorpe.

Haythorpe ha puntualizado que los fondos federales destinados a las escuelas públicas del Territorio del Norte van a disminuir de 167.3 millones en 2016/17 a 138.4millones de dólares australianos en 2018/19, mientras que en Tasmania la financiación no logrará alcanzar el incremento del 3.56 por ciento prometido.

La financiación del Territorio del Norte constituye un motivo de gran preocupación dado que allí reside una de las poblaciones más desfavorecidas económica y socialmente de Australia. Cincuenta y cuatro de las 100 escuelas más desfavorecidas del país se encuentran en el Territorio del Norte, mientras que el 44 por ciento de los estudiantes viven en zonas remotas.