Ei-iE

Haití: Los docentes de todo el mundo expresan su solidaridad tras el paso del devastador huracán Mateo

publicado 18 octubre 2016 actualizado 20 octubre 2016

La Internacional de la Educación se reunirá con sus organizaciones miembros en Haití para poner en marcha un plan destinado a fortalecer su capacidad de acción y a ofrecer asistencia a largo plazo a los docentes gravemente afectados que se encuentran en el particularmente castigado sur del país.

La Internacional de la Educación (IE) se ha mantenido en contacto con sus cuatro afiliados desde que, el 4 de octubre, la tormenta golpeara el suroeste de Haití, causando a su paso daños por valor de más de mil millones de dólares y numerosas muertes. Además, la IE les envió una carta oficial de solidaridad el 11 de octubre.

Cuando catástrofes naturales como el huracán Mateo asolan un país, la IE puede ayudar a sus organizaciones afiliadas a fortalecer su capacidad de acción, y ofrecer asistencia a largo plazo a los docentes. En otros países afectados por desastres similares, esta ayuda se tradujo en apoyo financiero para la adquisición de herramientas de comunicación para los sindicatos locales, pero también en formación para los miembros sobre el uso de estas herramientas, así como sobre la gestión de los desastres naturales, tanto a corto como a largo plazo.

El representante de la IE, que se encontrará presente en la capital, Puerto Príncipe, del 18 al 25 de octubre, tiene previsto reunirse con los dirigentes de las organizaciones afiliadas de la IE y animarles a reflexionar sobre la elaboración de un "plan de acción post-Mateo" colectivo, que será comunicado a la IE como y a sus organizaciones asociadas.

CNEH: Regiones enteras se encuentran en riesgo de desaparición

"Es una verdadera catástrofe tanto para los docentes como para los alumnos de las zonas afectadas", afirmó la Secretaria General de la Confédération nationale des éducateurs haïtiens (CNEH), Magalie Georges.

Hay regiones enteras en riesgo de desaparición total, que se encuentran amenazadas por el hambre, la sed y la epidemia de cólera, manifestó ella, añadiendo, que mientras se dirigía con su vehículo a las zonas afectadas, se sentía abrumada por el caos que reinaba, que la obligaba a detenerse a cada momento. No obstante, esta situación no le impedía  retomar su marcha. "Tenemos que responder a las necesidades urgentes de nuestros miembros, contribuir a que los docentes puedan reubicarse, y que las escuelas prosigan con el plan de estudios y puedan finalizar el curso escolar".

UNNOEH: La situación de los docentes en las zonas afectadas es terrible

El Secretario General de la Union Nationale des Normaliens/Normaliennes et Educateurs/Educatrices d’Haïti (UNNOEH), Georges Wilbert Franck, confirmó el temor de que sobreviniera una epidemia de cólera, que ya ha acabado con las vidas de 300 personas desde el paso del huracán Mateo, así como la dramática situación a la que se enfrentan los docentes haitianos, y puso de manifiesto que "el sistema educativo de Haití no podrá volver a recuperarse sin contar primero con la ayuda del Gobierno y de los socios internacionales ".

Asimismo, hizo saber que su sindicato de docentes está dispuesto a colaborar plenamente con el representante de la Internacional de la Educación con el propósito de elaborar un plan de acción.

Por otra parte, el Secretario General deploró el hecho de que los docentes que viven en las cinco regiones más profundamente afectadas carezcan ahora de un techo, de ropa y de material pedagógico. La mitad de las 400 escuelas de Jérémie, la capital de la región de Grand'Anse, se han derrumbado, explicó; las que permanecen en pie y no han resultado severamente afectadas se utilizan como refugios provisionales para los haitianos que se han quedado sin hogar.