Ei-iE

Londres: El principal patrocinador del Foro Mundial sobre la Educación está muy lejos del modelo de referencia

publicado 24 enero 2017 actualizado 25 enero 2017

La reunión anual a puerta cerrada celebrada entre los ministros de educación y los funcionarios del gobierno suscita duras críticas tras la elección de la empresa Bridge International Academies como principal patrocinador, una decisión impugnada por los sindicatos mundiales de la educación y los grupos de la sociedad civil.

En lo relativo a la privatización de la educación, los sindicatos docentes y las organizaciones de la sociedad civil ya poseían numerosos motivos para protestar contra el Foro Mundial sobre la Educación celebrado en Londres. Sin embargo, este año, los organizadores decidieron tentar a la suerte nombrando a Bridge International Academies (BIA) como su 'Socio de oro', una decisión que ha provocado una avalancha de protestas en el mundo entero.

La Internacional de la Educación (IE) y Action Aid se unieron al National Union of Teachers(NTU) y al University and College Union(UCU) para protestar contra la decisión de aceptar el patrocinio de Bridge, una de las empresas de educación lucrativas más grandes del mundo. Bridge prevé vender servicios de educación primaria sujetos a tasas académicas directamente a 10 millones de alumnos en África y Asia de aquí a 2025.

“Bridge está catalogado como 'Socio de oro' del Foro Mundial sobre la Educación de este año. No obstante, su rendimiento en todo el mundo es todo menos un modelo de referencia. Por ejemplo, en Uganda, Bridge está desestabilizando la educación gratuita estatal con el fin de obtener beneficios y, actualmente, el gobierno de Uganda ha ordenado el cierre de sus centros escolares”, afirmó Kevin Courtney, secretario general del National Union of Teachers.

Angelo Gavrielatos, de la Internacional de la Educación, no se mordió la lengua en su análisis sobre la participación de Bridge.

“¿No es el respeto de la ley una condición previa para patrocinar este evento?”, declaró Gavrielatos refiriéndose a la decisión tomada en 2016 por el gobierno ugandés de ordenar el cierre de las 63 escuelas de Bridge debido al incumplimiento de las normas educativas y legales gubernamentales. Los inspectores del gobierno de Uganda sostuvieron que a los niños se les impartía clases en instalaciones deficientes y en condiciones insalubres.

Bridge se ha establecido en comunidades de bajos ingresos como Kenia, Uganda, Nigeria e India con el fin de explotar a los 800 millones de alumnos de primaria y de guardería cuyas familias viven con menos de dos dólares al día. No obstante, estas familias desfavorecidas gastan una cantidad desproporcionada de sus ingresos para garantizar una educación a sus hijos, lo que genera cuantiosos beneficios de aproximadamente 64 mil millones de dólares a empresas como Bridge.

Tanto el Uganda National Teachers’ Union(UNATU)como el Kenya National Union of Teachers(KNUT) han realizado declaraciones oponiéndose a esta decisión del patrocinio.

Con el fin de financiar su labor educativa con fines de lucro, Bridge ha recibido 100 millones de dólares estadounidenses por parte de varios patrocinadores comerciales y organismos gubernamentales, tales como el Banco Mundial (CFI), el DFID del gobierno del Reino Unido y multimillonarios como Mark Zuckerberg y Bill Gates.

Juntos, los sindicatos de la educación y los grupos de la sociedad civil solicitan una educación pública gratuita garantizada por el Estado, que sea universalmente accesible en todas las comunidades, y determine las normas para una educación de alta calidad. Este es un prerrequisito para lograr una educación de calidad para todos y vivir en un mundo mejor.