Ei-iE

"A pesar de numerosos obstáculos, la Internacional de la Educación triunfó donde otros fracasaron"

publicado 20 marzo 2007 actualizado 20 marzo 2007

Informe sobre el viaje de estudiantes relativo al tsunami de los estudiantes australianos Phuoc Huynh y Hue Huynh, y su docente Glenn Hokin.

El viaje de estudiantes relativo al tsunami de la Internacional de la Educación fue organizado para organizaciones afiliadas a la IE y sus estudiantes que respondieron a la crisis humanitaria después del tsunami del 26 de diciembre de 2004.

Entre los participantes se encontraban Aloysius Mathews, Jerome Fernandez, Juliane Rethorst, estudiantes y docentes de Australia, Reino Unido, Japón, Países Bajos y Canadá. El objetivo del viaje era: informar a las organizaciones afiliadas del progreso de los programas de la IE, establecer relaciones entre estudiantes y alentar a las organizaciones afiliadas para seguir desarrollando iniciativas con fines educativos y humanitarios.

El 26 de diciembre de 2004, un terremoto masivo alcanzó de lleno la costa de Banda Aceh. Quince minutos después, una ola de 35 metros de altura sumergió Banda Aceh y otros pueblos costeros. En hogares del mundo entero se retransmitió la fuerza destructiva del tsunami. Mientras observábamos las imágenes de la tragedia humana, lloramos por nuestros hermanos y hermanas en Banda Aceh, Sri Lanka y Tailandia. Después llegó la masiva ayuda internacional. El nivel de destrucción en Banda Aceh y los pueblos vecinos era abrumador.

Según las estimaciones por lo menos 220.000 personas habrían muerto en Aceh entre las cuales más de 20.000 niños. Aproximadamente 2.300 docentes perdieron la vida y 1.662 escuelas sufrieron daños. Cien mil viviendas quedaron destruidas y muchas personas que vivían en la costa perdieron su sustento. Debido a la destrucción de 1.361 kilómetros de carreteras locales y 2.267 puentes, el transporte resultaba muy difícil.

Después del tsunami, más de mil Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) llegaron a Banda Aceh. En la actualidad, la mayoría de estas ONGs ya se ha marchado. Mientras la atención del mundo se centra en otros lugares, la Internacional de la Educación sigue comprometiéndose con la asistencia a los niños y la mejora de su educación. Todas las organizaciones afiliadas pueden estar orgullosas de ello.

En los medios de comunicación se han publicado noticias sobre el uso inapropiado de donaciones públicas. Todas las afirmaciones que relacionan a la Internacional de la Educación con tales prácticas carecen de todo fundamento. Muchas ONGs se encuentran desorientadas en su trabajo. A algunas les costó superar la burocracia y la corrupción, a pesar de que muchas de las dificultades experimentadas por las ONGs se las crearon ellas mismas. Algunas ONGs no estudiaron de antemano el coste del personal y material. Por consiguiente, se pagaron precios artificialmente altos que condujeron a una subida significativa del coste de la vida. Actualmente, el coste de la vida en Banda Aceh es más alto que en Yakarta. Otra consecuencia de estos gastos excesivos fue que las pequeñas ONGs simplemente eran incapaces de pagar estos precios lo cual les impedía implementar sus programas. La falta de coordinación llevó a la duplicación de esfuerzos. Muchas ONGs colocaron su letrero pero no realizaron nada. Muchas ONGs se dedicaban más a promocionar su propia imagen mientras que la IE arrimó el hombro. En palabras de Jerome Fernandez, coordinador de la IE en Banda Aceh: “Mi gente, mis niños, mis docentes saben lo que hemos hecho.”

A pesar de los obstáculos arriba descritos, la Internacional de la Educación triunfó donde otros fracasaron. Devolvió una cierta normalidad a las vidas de los niños que perdieron tanto.

Phuoc Huynh y Hue Huynh con alumnos de Aceh en una de las escuelas reconstruidas por la IE

La Internacional de la Educación está construyendo 28 escuelas primarias públicas por un precio de 150.000 US$ por escuela. Se construirán quince escuelas en Banda Aceh y trece en otras áreas; la escuela más alejada de la IE se encuentra a nueve horas de la ciudad. Es alentador que la asistencia brindada por la IE llegue tan lejos y ayude a tantas personas. Se estima que las escuelas restantes se terminarán dentro de tres meses. Las escuelas construidas por la IE han sido reconocidas como modelo para otras organizaciones. Pues estas escuelas se centran en el estudiante. Cada escuela incluye seis aulas, una biblioteca, un lugar de oración, un local para el personal y una oficina para el director. Viene dotada del mobiliario y de los ordenadores necesarios. Cada escuela es resistente a los terremotos.

La determinación de la IE de centrarse en la reconstrucción de escuelas públicas primarias/elementales fue un paso decisivo en el cumplimiento del compromiso de alcanzar “una educación para todos para el año 2015”. Para cumplir el compromiso de ofrecer una enseñanza básica de calidad y gratuita a todos los niños no hay nada mejor que facilitar el acceso a las escuelas primarias públicas.

Visitas a algunas escuelas de la IE reforzaron nuestra idea sobre la importancia de la educación. Cada visita desencadenó una plétora de emociones. Al entrar a las escuelas, resultaba imposible ignorar la tragedia que habían vivido los niños. Las escuelas iban cambiando pero las historias seguían siendo las mismas. Las poblaciones escolares habían quedado devastadas. Los niños recordaban historias conmovedoras de cómo habían visto a familiares desaparecer arrastrados y familias enteras aniquiladas. Estas imágenes perturbadoras fueron muy emocionantes. En todas las visitas a escuelas comprobamos la fuerza del valor humano y de la capacidad de superación. La inspiración que nos dieron los niños era inmensa. Ver a los niños sonriendo, riéndose y jugando juntos nos inspiraba y a la vez nos recordaba el importante papel de la educación. Estos niños son la “nueva generación” y ofrecen nuevas esperanzas.

El docente australiano Glenn Hokin con escolares en una de las nuevas aulas

Nos calienta el alma ver cómo la IE implementa tantos programas tan extensos y diversos, tales como la conciencia de la higiene, y el éxito que están teniendo estos programas.

Se ha finalizado la formación impartida a 1.001 docentes recién nombrados. Se trata de una importante estrategia a fin de poder ofrecer una educación básica de calidad. En el pasado, los docentes no recibían capacitación profesional después de su formación inicial. Ofrecer formación es un enfoque lógico si se quiere ofrecer una educación de calidad. Sin embargo, está claro que el gobierno debe incrementar los sueldos a fin de atraer a más docentes de calidad. En la actualidad, algunos docentes cobran un US$ al día. Está claro que trabajar como conductor de becak (taxi triciclo) para completar los ingresos no contribuye a una educación de calidad.

También se ha impartido a 338 docentes una formación de asesoramiento en materia de traumas. Se trata de una medida crucial a la hora de apoyar a niños y docentes. Según el islam, la muerte forma parte del ciclo de la vida y es el deseo de Dios. Por consiguiente, las personas deben aceptar la muerte y seguir adelante con sus vidas. Esto supone un gran conflicto para los habitantes de Aceh. Por un lado deben aceptar la muerte como voluntad de Dios, pero por otro lado sufren severos traumas. Por consiguiente, muchos no desean comentar su estado emocional. La formación de estos docentes les permite identificar a los niños con traumas para su posterior tratamiento. Oyendo estas historias de tragedias y mirando los ojos de estos niños y docentes, no se puede sobreestimar la importancia de este programa. Efectivamente, son muy conmovedores los relatos de niños que se apiñan en torno a su docente al ver que se acerca una tempestad y otros que simplemente cogen la cartera y se van corriendo a casa cuando empieza a llover.

La IE pone a disposición de los niños 4.000 becas de las cuales ya se han concedido 3.534. Dichas becas se ingresan en las cuentas bancarias de los alumnos. El dinero permite a huérfanos y otros niños seriamente afectados acudir a la escuela, lo cual no podrían hacer sin beca.

La asombrosa labor de la IE resulta aún más extraordinaria tomando en cuenta que la organización dispone de tan sólo cinco trabajadores frente a los centenares de trabajadores activos en las grandes organizaciones de asistencia. Resulta sorprendente que el trabajo de la IE aún vaya más allá. Como sindicalistas de la educación, la IE se compromete a ayudar a otros trabajadores.

La IE brinda apoyo a otros trabajadores a través de la Confederación Sindical Internacional. Los esfuerzos de la IE en áreas tan amplias es un mérito para los sindicalistas de la educación en el mundo entero. Se brinda asistencia para ayudar a sindicatos a crecer y hacerlos más democráticos e independientes. Se ofrecerán programas a dirigentes sindicales en materia de capacitación, dirección, organización, salud y seguridad, negociación y clases informáticas. Existe un claro vínculo entre el sustento de los trabajadores y la educación. Si no disponen de un lugar de trabajo estable y seguro, las familias son incapaces de escolarizar a sus hijos. Ésta es una importante labor.

El viaje de estudiantes relativo al tsunami fue una experiencia útil que nos enfrentó con la realidad, nos hizo más humildes y nos cambió la vida. El éxito de este programa fue posible gracias a la gran labor y el compromiso de Jerome Fernandez y su equipo de trabajadores así como de Aloysius Matthews quienes, a pesar de grandes obstáculos, han realizado cosas maravillosas para los niños y docentes de Aceh. El trabajo no puede parar al finalizarse la construcción de las escuelas. Es imprescindible que como estudiantes y sindicalistas de la educación mantengamos nuestro compromiso con nuestros hermanos y hermanas en Aceh a fin de alcanzar una educación para todos. Los relatos de tragedias personales no los olvidaremos nunca. Tampoco olvidaremos las sonrisas y la risa de la nueva generación y la nueva esperanza de Aceh.

Phuoc Huynh, Hue Huynh & Glenn Hokin (Participantes australianos)