Ei-iE

Cambio climático: ¿Qué papel desempeña el movimiento sindical educativo?

publicado 20 marzo 2008 actualizado 20 marzo 2008

Las afiliadas a la IE tienen una responsabilidad especial dentro de la sociedad a la hora de abordar seriamente la cuestión del cambio climático en su trabajo.

Podría decirse que los docentes desempeñan un papel central en el grave impacto del cambio climático en el mundo porque: - Enseñan a las futuras generaciones que vivirán los efectos del cambio climático y por lo tanto pueden transmitirles la necesidad de entender la forma en que las sociedades necesitan cambiar, y que los futuros políticos tendrán que tomar decisiones concretas a fin de reducir estos efectos. - Investigan el impacto de las emisiones de dióxido de carbono en el medio ambiente y otros efectos del cambio climático. La investigación económica y sociológica deberá evaluar los cambios que se derivarán de estos efectos y las ciencias deberán investigar otros tantos aspectos derivados igualmente del cambio climático. - Además, los docentes ocupan amplias estructuras en zonas urbanas y rurales que utilizan una gran cantidad de energía y producen gases de efecto invernadero, especialmente en la educación superior, ya que hay campus universitarios que ocupan superficies de gran tamaño, y la movilidad de su personal y sus estudiantes en todo el mundo es un factor fundamental para mantener la interacción y la calidad académicas. Pero la preocupación de las afiliadas a la IE por los cada vez más efectos humanitarios asociados al cambio climático también va en aumento. La sequía, las inundaciones, los cambios en los modelos de agricultura, la falta de comida, etc., pueden estar relacionados de alguna forma con el cambio climático. Así pues, ¿qué pueden hacer las afiliadas a la IE además de utilizar su profesión de docentes e investigadores para destacar el problema e incrementar la concienciación? No cabe duda de que todavía queda mucho trabajo por hacer para garantizar que los planes de estudios de todo el mundo contengan referencias al cambio climático, y que es posible que los investigadores necesiten protección de sus propios sindicatos, donde investigan temas relacionados con el cambio climático que sus gobiernos o instituciones no aprecian demasiado. Pero además de todo esto, los sindicatos de la educación también pueden entablar negociaciones con sus empleadores para que les ayuden a reducir las emisiones de dióxido de carbono. Cada sección sindical debería considerar la elección de uno o varios representantes del medio ambiente que se encargarían de este tipo de negociaciones, ya sea una iniciativa del empleador o de los miembros de su sindicato. En instituciones de gran tamaño, ya sean escuelas o universidades, habrá muchas oportunidades de modificar las prácticas laborales a fin de reducir las emisiones, pero estas modificaciones siempre se deberán acordar con el personal.

Por lo tanto, podemos decir que los sindicatos tienen un papel fundamental a la hora de incitar cambios en el lugar de trabajo y reducir así las emisiones. La IE es consciente de la necesidad de que sus afiliadas participen en la cuestión del cambio climático, por lo que en el Congreso Mundial de Berlín de julio de 2007 se adoptó una resolución sobre la Calidad de la Educación: Presente y Futuro. Además, en la 6ª Conferencia Internacional sobre Enseñanza Superior e Investigación de la IE celebrada en Málaga, se acordó que la IE debería comenzar a desarrollar una política en este ámbito y aconsejar a sus afiliadas sobre cómo pueden desarrollar su propia política sindical sobre el cambio climático. El Comité Permanente de la Enseñanza Superior y la Investigación (CPESI) reunido en Dubrovnik 2008, acordó que la IE debería ponerse en contacto con otras organizaciones y ONG que trabajen sobre políticas de este ámbito, especialmente para crear vínculos con la “Global Alliance to promote Higher Education for Sustainable Development” (Alianza Mundial para fomentar la Educación Superior para el Desarrollo Sostenible), organizada a través de UNESCO. Varios centros sindicales de otros países están desarrollando un enfoque sobre el cambio climático, por ejemplo el Trade Union Congress (TUC) en el Reino Unido. También hay muchas iniciativas internacionales en el sector de la enseñanza superior centradas en la cuestión de sostenibilidad. Como la University Charter for Sustainable Development, la Declaración Talloires, y la Declaración de Kyoto sobre Desarrollo Sostenible.

Por Brian Everett y Rob Copeland, University and College Union (UCU), Reino Unido