Ei-iE

Irán: Internet favorece la libertad de expresión

publicado 10 septiembre 2008 actualizado 10 septiembre 2008

Los iraníes están utilizando Internet para ejercer su derecho a la libertad de expresión como nunca lo habían hecho antes, a pesar de prohibiciones estrictas y duras sanciones impuestas por las autoridades.

A principios de 2007, los docentes iraníes se manifestaron en repetidas ocasiones ante el Parlamento en Teherán para exigir mejores salarios, mejores condiciones de trabajo y la libertad de cientos de colegas encarcelados. Los docentes utilizaban sus teléfonos móviles para grabar vídeos de sus protestas y publicarlos luego en Internet.

El comunicado de solidaridad de la IE recibió un inesperado éxito de audiencia después de haber sido traducido al farsi y al menos una docena de blogueros lo publicaron en sus sitios. De esta forma, las poderosas imágenes de la disidencia y las palabras de apoyo llegaron rápidamente a un número incalculable de personas, tanto dentro como fuera de las fronteras de Irán.

Los recientes avances de Internet, conocidos como Web 2.0, están permitiendo que las voces valientes de Irán se oigan en todo en mundo. Más de 7 millones de iraníes son usuarios de Internet, y se calcula que existen 400.000 blogs en farsi, un número increíblemente alto para un país en el que, por ley, se exige que cada sitio web o blog sea registrado. Impulsados por el anonimato de Internet, algunos blogs iraníes en lengua inglesa han comenzado también a proliferar en todo el ciberespacio.

La República Islámica de Irán ya cuenta con uno de los más extensos sistemas de filtrado técnico de Internet en el mundo, según la OpenNet Initiative, un proyecto de colaboración de la Facultad de Derecho de Harvard y las Universidades de Toronto, Oxford y Cambridge. La mayoría de los sitios que contienen información relativa a la disidencia política o religiosa, o material pornográfico, está bloqueada.

Debido a que los medios de comunicación nacionales se encuentran bajo el estricto control del Gobierno, la mayoría de los periodistas ejerce la autocensura para protegerse. Como resultado, los blogs se han convertido en fuentes de noticias alternativas cada vez más importantes, lo que supone una creciente amenaza para el régimen, el cual reacciona con medidas cada vez más duras.

Si un nuevo proyecto de ley es aprobado, los blogueros y otros ciber-comentaristas podrían ser ejecutados por “perturbar la seguridad mental” de los iraníes. El Centro de Defensa de los Derechos Humanos del país hizo una declaración en protesta por el proyecto de ley, argumentando que “no sólo aumenta el número de delitos punibles con la muerte, sino que también pone en peligro la seguridad de los ciudadanos si es aprobado, dadas sus deficiencias" ‎ El Código Penal iraní ya prohíbe delitos basados en los contenidos como “propaganda contra el Estado”, dejando sin definir el término “propaganda”. El artículo 513 permite la pena de muerte o prisión de hasta cinco años por discursos que se consideren “un insulto a la religión”, pero deja “insulto” sin definir. El artículo 609 tipifica como delito la crítica de los funcionarios del Estado relacionada con su trabajo, y propugna una pena de una multa, 74 azotes o de 3 a 6 meses en la cárcel.

Al vivir bajo la amenaza de acusación, los iraníes encuentran otras formas creativas para expresar sus opiniones y esperanzas. Al igual que el aclamado y escurridizo Banksy del Reino Unido, el artista grafitero iraní Icy plasma sus obras en las calles de Teherán y luego las publica en sitios web de fotos compartidas como Flickr.com.

Del mismo modo, autores de vídeos han utilizado YouTube para documentar la cruel ejecución en la horca de jóvenes homosexuales, la brutalidad policial contra los estudiantes universitarios que se manifestaban y el desafío de mujeres exigiendo la igualdad de derechos.

Irónicamente, a pesar de que el gobierno pone empeño en bloquear sitios web tanto nacionales como extranjeros y utilizar medidas legales draconianas para perseguir a los usuarios, éste utiliza también Internet para promover sus propios mensajes. Por ejemplo, en un esfuerzo por desacreditar la protesta de los docentes del año pasado, el líder supremo Ali Khamenei hizo un discurso en el que alegó que los “enemigos de la nación iraní” manipularon a los docentes para crear “la discordia entre el pueblo”. El discurso grabado en vídeo fue publicado más tarde en YouTube.

Incluso el presidente Mahmoud Agmadinejad tiene su propio blog, con contenido en farsi, inglés, francés y árabe.

Por Harold Tor

Este articulo fue publicado en Mundos de la Educación, No. 27, Septiembre 2008.