Ei-iE

Enseñar para abolir la pena de muerte

publicado 1 septiembre 2009 actualizado 1 septiembre 2009

“Abre una escuela y cerrarás una cárcel” – Victor Hugo

¿Qué país aplica más la pena de muerte? China. Más del 70% de las ejecuciones de todo el mundo tuvieron lugar en ese país en 2008, la mayoría de ellas, después de juicios injustos.

¿Qué país tiene el mayor porcentaje de ejecuciones per cápita? Irán. Fue también un país en el mundo que aplicó el año pasado la pena de muerte a delincuentes juveniles, ante la indignación internacional.

¿Qué país es el único de las Américas que recurre con frecuencia a la pena de muerte? Estados Unidos. Casi la mitad de las ejecuciones en los EE.UU. durante 2008 tuvieron lugar en Texas, incluidas las ejecuciones de ciudadanos mexicanos a los que se negó el derecho a tener abogado.

China, Irán y EE.UU., junto con Arabia Saudí y Pakistán, fueron responsables del 90% de las ejecuciones por pena de muerte en todo el mundo en 2008. Por tanto, son el principal desafío para lograr la abolición global.

10 de octubre: Día Mundial contra la Pena de Muerte

Cada año la Coalición Mundial contra la Pena de Muerte conmemora el Día Mundial el 10 de octubre con acciones e iniciativas en todo el mundo. El eje central de las acciones de este año consiste en formar a los estudiantes a favor de la abolición de la pena de muerte.

“Como docentes, nuestra misión en la sociedad es abrir las mentes, dar a todos los niños y jóvenes, hombres y mujeres, los recursos para ser los ciudadanos con un espíritu abierto del mañana. Entonces, ¿hay algo más natural para nosotros que enseñar la tolerancia, el respeto mutuo, la justicia y el derecho? Es parte de nuestra identidad, de nuestra ética profesional,” afirma Francis Barbe, del sindicato de docentes francés SNUIPP, afiliado a la IE.

Para apoyar a los docentes en esta misión, la Coalición Mundial ha preparado un manual para docentes de estudiantes entre 14 y 18 años, que contiene pautas para realizar juegos de rol y debates, así como sugerencias de películas, canciones y literatura que pueden utilizarse en la enseñanza para abolir la pena de muerte.

Irrevocable, ineficaz e injusta

El mensaje del manual es claro: ningún sistema judicial es infalible, pero la pena de muerte es un castigo irrevocable y sin vuelta atrás que niega la posibilidad de rehabilitarse.

Como recalca Amnistía Internacional: “Es un síntoma de cultura de violencia, no una solución a la misma.”

Un número exageradamente alto de sentencias de muerte son pronunciadas contra los pobres, los discapacitados mentales u otros grupos marginados. Arabia Saudí es un triste ejemplo de esto, pues casi la mitad de los ejecutados en el año 2008 eran trabajadores inmigrantes procedentes de países pobres y en desarrollo.

La pena de muerte es a menudo utilizada como medio de represión política. El año pasado en Pakistán se acusó a líderes sindicales de traición, crimen castigado con la pena de muerte. En Bielorrusia, el único país en Europa que sigue aplicando la pena de muerte, se amenazó con dicha sentencia a los manifestantes tras las elecciones de 2006.

La IE sigue haciendo campaña a favor de Farzad Kamangar, un docente sindicalista iraní que fue torturado y sentenciado a muerte en 2008 después de un juicio arbitrario de tan sólo unos minutos. A pesar de todas las protestas internacionales, Kamangar sigue en el corredor de la muerte.

Un progreso duradero

Uzbekistán y Argentina abolieron la pena de muerte para todos los crímenes en 2008, y Burundi hizo lo mismo a principios de este año. Sin embargo, todavía hay 58 países que aplican este castigo arcaico, que se cobró más de 2.300 vidas en 2008.

Pero parece existir una tendencia positiva: algunos de estos países están trabajando en reformas para la abolición; otros conmutan prácticamente todas las penas de muerte por cadena perpetua. Este progreso se basa en los esfuerzos constantes de los abolicionistas en todo el mundo.

Actualmente, con el fin de crear una mayor comprensión de los derechos humanos entre los ciudadanos del mañana, se pide a los docentes que asuman el liderazgo: ¡Enseñar para abolir la pena de muerte ya!

Por Angelika Striedinger.

Este articulo fue publicado en Mundos de la Educación, No. 31, septiembre 2009.