Ei-iE

Frente a la Cumbre de la OMC, la Cumbre de los Pueblos

publicado 13 enero 2017 actualizado 4 enero 2018

La CTERA, central sindical y afiliada a la Internacional de la Educación en Argentina, alzó su voz contra la mercantilización y privatización de la educación en la “Cumbre de los Pueblos”, que tuvo lugar ayer en Buenos Aires.

Los trabajadores y trabajadoras de la educación rechazaron los planes de mercantilización y privatización de la educación durante la "Cumbre de los Pueblos" Jornada Hacia una Verdadera Agenda para lxs trabajadorxs. Esta se desarrolla en paralelo a la undécima conferencia ministerial de la OMC, que ha sido fuertemente criticada por la exclusión en esta edición de participantes de sociedad civil.

Sonia Alesso, secretaria general de la CTERA, planteó la necesidad de trabajar juntos contra la mercantilización y privatización de la educación a nivel regional y mundial. “En nuestro país los docentes logramos que la educación sea un derecho social y no una mercancía. El gobierno quiere que la secundaria termine en tercer año y luego los estudiantes sean un sujeto flexible precarizado.”, señaló. En palabas de Alesso, la lucha contra la privatización hoy es no permitir que se cierren los institutos de formación docente y defender la educación pública. “Debemos logar la unidad: como dijimos no al Alca, tenemos que decir no a la OMC para que los pueblos sean libres definitivamente”, concluyó.

Gran movilización

Las demás organizaciones sindicales presentes en la región se han unido en acciones paralelas durante la semana, planteando soluciones colectivas alternativas. ‘Hacia una verdadera agenda de desarrollo para los/as trabajadores/as y los excluidos/as’ es la consigna de una actividad que tendrá lugar en la UMET en el marco de la 11° Reunión Ministerial de la OMC en Buenos Aires y de la Cumbre de los Pueblos.

La UMET es la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo, y será sede de una jornada organizada por la CTA de los Trabajadores, la CTA Autónoma, la CGT y la Coordinadora de Centrales Sindicales del Cono Sur (CCSCS), junto con la Confederación Sindical Internacional (CSI).

El secretario de Relaciones Internacionales de la CTA de los Trabajadores, Roberto Baradel, expresó: “Desde la CTA, nosotros tenemos una posición crítica con respecto a las resoluciones que se toman en la Organización Mundial del Comercio porque después afectan la vida cotidiana de los trabajadores y de los pueblos en general”.

También se refirió a la actividad que se desarrollará en la UMET, con la participación de numerosos disertantes de las centrales sindicales de Argentina, de la región y del mundo. “Planificamos una serie de paneles donde vamos a discutir cuáles son las consecuencias para los trabajadores, para el pueblo en general y para las diferentes áreas que son claves para el desarrollo de una sociedad”.

Por otro lado, Baradel, repudió la decisión del Gobierno de Mauricio Macri, de deportar al activista noruego Petter Titland, referente de la organización ATTAC (Asociación por la Tasación de las Transacciones financieras y por la Acción Ciudadana), y a la periodista británica radicada en Ecuador Sally Burch, de la Agencia Latinoamericana de Información. “Rechazamos sin ninguna duda la posición autoritaria y dictatorial del gobierno nacional, que es un escándalo internacional, ante la deportación de activistas e integrantes de la sociedad civil como ATTAC de Noruega, y como la periodista de Ecuador, de nacionalidad ecuatoriana y británica, que tiene un portal de noticias; y repudiamos también el rechazo a la participación de 42 ONG que son parte de la sociedad civil y que discuten con la OMC sobre las resoluciones que toman”.

“Nos solidarizamos con todos aquellos que han deportado. Repudiamos esa actitud del gobierno argentino y esperamos que todos los países y todas las organizaciones hagan un pronunciamiento enérgico ante esta actitud incomprensible del gobierno nacional”, manifestó el secretario de Relaciones Internacionales de la CTA y secretario general de Suteba.