Ei-iE

¿Podemos examinar si la realidad práctica en aulas y escuelas está en línea con los objetivos educativos nacionales? Por Kate Anderson, Helyn Kim, Seamus Hegarty y Martin Henry.

publicado 6 abril 2018 actualizado 25 marzo 2019
Escritos por:

Ahora más que nunca, los Estados están adoptando políticas orientadas a dotar a niños/as y jóvenes de un amplio abanico de competencias que les permitan desarrollarse plenamente en el siglo XXI [1]. Dada esta tendencia generalizada en el terreno de las políticas educativas resulta extraño no constatar lo mismo en más escuelas. ¿Podría ser que las escuelas carecen de una forma de examinar cómo evaluar y enseñar estas competencias?

Un paso importante en este proceso consiste en examinar si la realidad de la práctica en las escuelas y en las aulas está en sintonía con los objetivos educativos nacionales, de manera que los distintos niveles del sistema educativo puedan trabajar conjuntamente para ofrecer oportunidades de aprendizaje de calidad, y que los/as estudiantes puedan desarrollar un amplio abanico de competencias. Suele dársele mayor importancia a la evaluación de los resultados de aprendizaje, pero si no se ofrecen oportunidades para adquirir competencias, difícilmente podemos esperar que el alumnado obtenga resultados satisfactorios. Sería útil si, además de evaluar un sistema educativo en base a los resultados de aprendizaje de los/as alumnos/as, también pudiéramos analizar las oportunidades que tienen los/as estudiantes de adquirir un amplio abanico de competencias.

La iniciativa Alcance de las Oportunidades de Aprendizaje(BOLO, por sus siglas en inglés) fue diseñada para colmar esta brecha informativa. Puesta en marcha por el Centro de Educación Universal (CUE, por sus siglas en inglés)en la institución Brookings, y la Internacional de la Educación, la iniciativa BOLO pretende desarrollar una alternativa y un enfoque complementario a la evaluación existente sobre educación de calidad, creando recursos que permitan medir la totalidad de oportunidades de aprendizaje a las que tienen acceso niños/as y jóvenes dentro de un sistema educativo tanto a nivel nacional como de escuela y de aula. Los recursos se pueden utilizar para documentar 1) si se ofrecen oportunidades para el aprendizaje transversales a un grupo diverso de materias, y 2) cómo los diferentes elementos de un sistema educativo (currículo, evaluación, apoyo a los/as maestros/as, evaluación y recursos de la escuela) se combinan en los distintos niveles del sistema para fomentar la provisión de oportunidades de aprendizaje diversas. La iniciativa fue originada por el Learning Metrics Task Force, grupo de trabajo sobre evaluación del aprendizaje de la Institución Brookings, cuyo objetivo era dar recomendaciones para medir el aprendizaje de forma global que no resultaran en una limitación del currículo y de la enseñanza.

El centro de recursos de BOLO fue desarrollado por un grupo de investigadores, decisores políticos y profesionales de la enseñanza. El CUE y la IE organizaron un grupo de trabajo internacional para desarrollar el marco y las primeras versiones de los recursos, y posteriormente trabajaron con gobiernos y organizaciones colaboradoras en nueve países para poner a prueba dichos recursos.

En qué consisten los recursos

Los/as docentes tienen la posibilidad de expresar de qué manera se implican con el currículo en los siete ámbitos del aprendizaje. En Kenia, los/as docentes de secundaria estaban estupefactos al ver que debían enseñar tecnología sin la infraestructura necesaria para ello, pero se sorprendieron agradablemente al ver cuánto podían cubrir en términos de destrezas sociales y emocionales a través de una infraestructura que incluye consejeros escolares y un rico programa escolar integrativo. El informe que recoge el estudio sobre escuelas secundarias en Kenia está disponible aquí.

En Zambia, donde el proyecto piloto inicial se centraba en docentes de primaria, estos/as también mostraron perplejidad frente a asuntos relacionados con el acceso a la tecnología, pero se sintieron reforzados/as cuando se les preguntó sobre el diseño y la transmisión del plan de estudios. Su capacidad de definir los siete ámbitos de aprendizaje en términos adecuados a su propio país significa que la adaptación al contexto local es tanto posible como práctica. El informe completo sobre Zambia está disponible aquí.

Estos dos recursos que se sitúan a nivel de la docencia ayudaron a conformar el recurso finalizado para docentes, que puede ser utilizado en combinación con el recurso para escuelas y con el recurso destinado a desarrollar políticas educativas, que permite medir el alcance del aprendizaje en todo el sistema. Es una herramienta que ayuda a esclarecer las situaciones en las que el Gobierno dice que se está enseñando una materia cuando en realidad esto es imposible, como en el caso de las TIC en Kenia y Zambia.

El centro de recursos representa un primer paso hacia la medición del alcance de oportunidades de aprendizaje que ofrece un determinado sistema educativo, pero son necesarios más monitoreo e investigación antes de utilizar estas herramientas para tomar decisiones sobre la reforma educativa. Esperamos que cuando los gobiernos se embarquen en la tarea de la reforma educativa puedan utilizar este centro de recursos como información que guíe sus decisiones.

[1] Véase https://www.brookings.edu/research/visualizing-the-breadth-of-skills-movement-across-education-systems/

Nota: Este blog es un resumen del nuevo informe y centro de recursos “Alcance de oportunidades de aprendizaje: un nuevo enfoque sobre la evaluación de los sistemas educativos”, disponible aquí.

Kate Anderson es experta internacional en educación. Como consultora para organizaciones no gubernamentales y organizaciones multilaterales, su trabajo se centra en crear soluciones participativas para los retos más urgentes para la educación en todo el mundo. Previamente fue investigadora asociada en el Centro para Educación Universal en la Institución Brookings, donde trabajó durante siete años en la creación de consenso en torno a la mejora de la medición de la educación en todo el mundo.

Seamus Hegarty posee una extendida experiencia profesional en los campos de educación inclusiva y examinación internacional. Fue Director de la Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Académico (IEA, por sus siglas en inglés) de 2005 a 2012. Es catedrático invitado en la Universidad de Warwick en el Reino Unido.

Helyn Kim es becaria post-doctoral en el Centro para Educación Universal en la Institución Brookings. Su investigación se centra en entender un amplio espectro de destrezas que contribuye al aprendizaje y al desarrollo de los/as niños/as.

Martin Henry es coordinador de investigación de la Internacional de la Educación.

Pie de foto: Francisco Cabrera de CREFAL habla sobre los resultados pilotos de BOLO con docentes y directores de escuelas en Michoacán

Las opiniones expresadas en este blog pertenecen al autor y no reflejan necesariamente ninguna política o posición oficial de la Internacional de la Educación.