Ei-iE

Chile: Los docentes exigen el fin de la violencia

publicado 2019-11-22 actualizado 2019-12-16

Durante su 55ª reunión en Bruselas los días 19 y 21 de noviembre, el Consejo Ejecutivo de la Internacional de la Educación (IE) ha aprobado una resolución que condena la violencia contra los manifestantes pacíficos en Chile y ha exigido respeto por los estudiantes, los docentes y la sociedad civil.

Los miembros del Consejo adoptaron por unanimidad un texto presentado por las afiliadas latinoamericanas de la IE, en el que se alabó el "despertar del pueblo de Chile" después de décadas de medidas neoliberales extremas. Las resoluciones manifiestan apoyo a las reivindicaciones de los manifestantes, que van desde una mejor educación hasta una vivienda y una jubilación digna. "Es una sublevación contra la deshumanización y la comercialización de la vida social generada por este modelo", señala la resolución.

El texto condena al gobierno chileno "por sus brutales violaciones de los derechos humanos contra los ciudadanos que legítimamente ejercen su derecho a protestar". Sonia Alesso, secretaria general de CTERA Argentina, presentó la resolución y describió los peligros a los que se enfrentan los estudiantes y los docentes durante las manifestaciones, pues 23 personas fueron asesinadas, 183 personas perdieron la vista y más de 2300 resultaron heridas. Alesso exigió el fin inmediato de la violencia contra los manifestantes y especialmente contra los sindicalistas que estaban siendo supervisados y entrevistados. Dado que el presidente nacional de la Asociación de Docentes de Chile, Mario Aguilar Arévalo, fue nombrado como "objetivo de interés" por los servicios de inteligencia, la IE anunció que se reservaba el derecho de emprender acciones legales internacionales ante los organismos pertinentes.

La resolución ha sido precedida por una comunicación oficial anterior de la oficina regional latinoamericana de la IE que condenó la violencia y exigió el cese inmediato de toda agresión, la suspensión del estado de emergencia en todas las ciudades y la apertura de vías de diálogo con los ciudadanos con el fin de garantizar la resolución del conflicto.

David Edwards, secretario general de la Internacional de la Educación (IE),afirmó que “declarar un estado de emergencia que suspende los derechos de las personas y desplegar soldados en las ciudades resulta completamente inaceptable". El gobierno de Chile debe detener inmediatamente la represión, sacar a los militares de las calles y comenzar a abordar las preocupaciones legítimas de los ciudadanoscon respecto a las interminables medidas de austeridad. Nos solidarizamos con nuestros compañeros y con todos los chilenos”.

Consulte la resolucióncompletaelaborada por el ConsejoEjecutivo de la Internacional de la Educaciónaquí.