Ei-iE

India: Los educadores y las educadoras instan a los Gobiernos a adoptar medidas urgentes para garantizar la salud y la seguridad de la comunidad educativa

publicado 13 agosto 2021 actualizado 18 agosto 2021

La All India Primary Teachers Federation (AIPTF) ha instado repetidamente a las autoridades públicas, tanto a nivel estatal como a nivel federal, a escuchar al personal educativo para garantizar la salud y la seguridad del personal docente, el personal de apoyo educativo y el alumnado durante la virulenta pandemia de la COVID-19, la cual les está afectando gravemente.

“El brote de COVID-19 ha creado una situación sin precedentes y está forzando a los Gobiernos y al personal educativo a encontrar soluciones rápidas para garantizar la continuidad de la educación de calidad en todos los niveles. Más de 320 millones de estudiantes en la India se han visto afectados por la pandemia”, destacó el secretario general de la AIPTF, Kamala Kanta Tripathy.

Retos de los educadores y las educadoras en la India

Entre los retos principales a los que se enfrentan los afiliados y las afiliadas, recabados por la AIPTF mediante consultas en línea y seminarios web, cabe señalar:

  • El cierre de las escuelas durante más de 18 meses sin esperanza de reabrir los centros de educación primaria a corto plazo es desmotivador tanto para el alumnado como para el personal docente.
  • El personal docente no recibió formación suficiente para pasar a la enseñanza en línea.
  • Más del 80 % del alumnado no dispone de recursos ni acceso a los medios necesarios para la enseñanza a distancia.
  • Salud mental, física y nutricional de los niños y las niñas.
  • Largas jornadas de trabajo; retraso en el pago de salarios y pensiones; recorte injustificado del salario o congelación del aumento salarial anual, etc.
  • Acoso e inseguridad de las docentes, amenazas, lenguaje ofensivo, etc.

Petición sin éxito a los Gobiernos federal y estatales

La AIPTF ejerció presión sobre el ministro de Educación y los primeros ministros de todos los estados indios para que proporcionaran al personal docente recursos básicos para su protección mientras desempeñan su trabajo. El sindicato pidió a sus afiliadas estatales que enviaran cartas de solidaridad al primer ministro de la India. Por desgracia, los Gobiernos no atendieron a la petición.

“La AIPTF y sus afiliadas continuaron presionando a los Gobiernos para que consideren a los docentes y las docentes como ‘guerreros y guerreras contra el coronavirus’, de la misma manera que lo son los profesionales médicos y de atención sanitaria, pero no tuvimos éxito a causa de la postura inflexible adoptada por los Gobiernos”, dijo Tripathi.

La educación en línea no es la solución

La AIPTF también criticó firmemente el momento inapropiado de la publicación de las medidas políticas nacionales de educación 2020, presentadas y dadas a conocer a través de los medios de comunicación mientras todo el mundo luchaba por sobrevivir. Según el dirigente de la AIPTF, el sindicato fue el primero en oponerse a la enseñanza en línea, en particular para los niños y las niñas marginados, y comprendió las intenciones encubiertas del Gobierno de que los actores del sector privado participen en el proceso de educación a distancia.

Tripathi señaló que más adelante las organizaciones de la sociedad civil y otros sindicatos, como el Delhi University Teachers’ Union y el Student Union of the University of Delhi, realizaron muchos estudios sobre las consecuencias de la educación en línea. Según señaló, “el Gobierno invitó a nuestro colega en el estado de Assam a ofrecer soluciones para la educación de los niños y las niñas. El primer ministro mencionó otra experiencia innovadora en el estado de Jharkhand en un programa de debate sobre estrategias de enseñanza innovadoras durante una pandemia”.

Reapertura de las escuelas

En lo que respecta a la reapertura de las escuelas, la AIPTF está ejerciendo presión sobre todos los Gobiernos, tanto a nivel federal como estatal, para entablar un diálogo social con miras a implantar rápidamente un proceso normal de enseñanza y aprendizaje para evitar un mayor deterioro de los resultados de aprendizaje. La federación del sector de la educación insistió firmemente en que, antes de reabrir las escuelas, hay que vacunar a todo el personal docente y deben desinfectarse adecuadamente los edificios escolares, ya que el Gobierno los utilizó como centros de cuarentena.

Demandas del personal educativo indio

La AIPTF y sus 25 afiliadas estatales llevan planteando constantemente las inquietudes del personal docente desde abril de 2020, cuando se impuso un confinamiento en todo el país para frenar la propagación del virus. Además, continúan exigiendo que los respectivos Gobiernos estatales adopten medidas urgentes en los ámbitos clave siguientes:

  • Protección y formación para el personal docente que desempeña funciones relacionadas con la COVID-19.
  • Retraso en el pago de salarios y pensiones.
  • Seguridad y seguros.

Tripathy insiste en que “el enfoque insensible adoptado por el Gobierno para manejar la situación ha ayudado a agravar la pandemia. Personas de todas las esferas de la sociedad han sucumbido al virus. La infraestructura de salud pública colapsó y los docentes y las docentes, que los Gobiernos federal y estatales consideraban que estaban ‘libres’ porque las escuelas se encontraban cerradas, fueron empleados para desempeñar todo tipo de tareas aunque no estuvieran formados para ello”.

Desde abril de 2020, la AIPTF ejerce presión sobre los Gobiernos —tanto a nivel federal como estatal— para garantizar la adopción de medidas preventivas y el suministro de material, como equipos de protección personal, mascarillas, etc., antes de pedir al personal docente que realice tareas relacionadas con la pandemia. Las tareas abarcaban desde la toma de la temperatura corporal hasta la gestión de los puntos de control de las carreteras situadas en las zonas de contención.

El proceso electoral y los deberes derivados de este representan un peligro para el personal docente

En Uttar Pradesh, la AIPTF instó en mayo de 2021 al Gobierno a que detuviera el proceso electoral hasta que la crisis de salud pública estuviera más controlada. Este llamamiento se produjo en un momento en que la AIPTF lamentaba la muerte de muchos docentes tras haberse contagiado de COVID-19 mientras prestaban servicio electoral en los comicios en Uttar Pradesh.

Según afirman los miembros de la sección de la AIPTF en Uttar Pradesh, más de 1.600 docentes perdieron la vida a causa de la COVID-19 mientras se encontraban en servicio electoral.

Tras reconocer que el trabajo en las urnas llevado a cabo por parte de los docentes y otros funcionarios estatales se centraba en “tareas muy importantes para el desarrollo y el crecimiento de nuestro país”, el dirigente de la AIPTF insistió en que no es un buen momento para efectuar este tipo de cometidos.

“Nuestras afiliadas estatales ejercieron una presión constante para que las familias de los compañeros y las compañeras que perdieron la vida a causa de la COVID-19 mientras se encontraban en servicio recibieran una compensación o para que el Gobierno contratara a sus familiares en función de sus calificaciones. En algunos casos, nosotros y nuestros homólogos obtuvimos resultados, aunque en el estado de Bihar seguimos negociando con el Gobierno”, añadió Tripathy.

Respecto del estado de Tamil Nadu, como explicaron el secretario general adjunto de la AIPTF y secretario general de la Tamil Nadu Elementary School Teachers Federation (TESTF), Shri N. Rangarajan, y el científico investigador Dr. J. Eswaran, los sindicalistas del sector de la educación “han decidido seguir avanzando de una manera constante y con firmeza y acompañar a nuestros niños y niñas desfavorecidos hacia un futuro más brillante después de la pandemia. Sin embargo, los Gobiernos de todo el mundo deberían reconocer los desafíos mundiales que plantea la educación primaria en las comunidades desfavorecidas y proponer soluciones prácticas y reformas políticas que cuenten con el apoyo de los sindicatos de docentes, los expertos y las expertas pertinentes y las partes interesadas”.

En su opinión, “el personal docente de la escuela primaria se enfrentó a un desafío particular que comparten muchos países de ingresos medianos bajos, donde el contacto con el alumnado y sus familias tuvo que establecerse en unas condiciones muy poco corrientes”.

Solicitud de apoyo conjunto y cooperación de varias partes interesadas en la educación

Reflexionando sobre las experiencias extraídas de la pandemia, Tripathy hizo hincapié en que, “para los docentes y las docentes, fue el momento más difícil de sus carreras, ya que vivieron muchas cosas por primera vez, como los confinamientos, los cierres prolongados de escuelas en todo el mundo, los cambios repentinos en la metodología de trabajo y, lo más duro, la imposibilidad de llegar a los niños y las niñas como docentes. Esta transición no ha sido fácil y llegar a cada estudiante de la clase ha resultado ser un gran desafío. Aproximadamente un tercio de una clase completa sus deberes y hace preguntas cuando necesita ayuda. En lo que respecta al resto, sabemos que hay diferentes obstáculos les impiden recibir una educación adecuada”.

Tripathy prevé que en los próximos años el sistema educativo indio atravesará dificultades y luchará para afrontar los efectos de la pandemia. Sin embargo, dijo que “continuar haciendo las cosas del modo que las hemos hecho todos estos años no es una opción razonable. El aumento de las tasas de abandono, el estrés traumático, la ansiedad y la disminución de los niveles de competencias no se pueden solucionar con disciplina a la antigua usanza. Los problemas que plantea esta pandemia en el aula deben afrontarse mediante la comprensión verdadera y el apoyo y la cooperación conjuntos de las diferentes partes interesadas”.

Además de reafirmar que “en la AIPTF, junto con nuestras afiliadas, nos comprometemos a proteger la salud, la seguridad y el bienestar de estudiantes y docentes”, Tripathy destacó que se deberían introducir medidas específicas encaminadas a proteger a todo el profesorado que continúa enseñando a los niños y las niñas y cuidando de ellos.

“Seguiremos ejerciendo presión sobre los Gobiernos para que colaboren con el profesorado y sus sindicatos a fin de encontrar maneras de asegurar la continuidad del proceso educativo durante los cierres temporales de escuelas. Estas medidas solo pueden concebirse con los conocimientos especializados y las experiencias del profesorado”, señaló.

Exención del Acuerdo sobre los ADPIC

Respecto de la lucha contra la COVID-19, aunque la AIPTF no está haciendo campaña a favor de la exención de determinadas disposiciones del Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual (ADPIC) en la Organización Mundial del Comercio, celebra el apoyo del Gobierno federal indio a la propuesta de exención del Acuerdo sobre los ADPIC para que las vacunas puedan fabricarse en la propia India con el fin de satisfacer la demanda interna.

Cambio climático

Para la AIPTF, es sumamente importante luchar contra el cambio climático, pues prevé que será el origen de cada vez más pandemias en el futuro y se cobrará vidas humanas debido sobre todo a las inundaciones repentinas y a las condiciones climáticas extremas. Por ello, el profesorado y sus organizaciones deben concienciar a nuestras generaciones futuras sobre los efectos negativos del cambio climático en las diferentes esferas de la vida.

Según Tripathy, “es nuestra responsabilidad garantizar la seguridad de nuestro planeta para las futuras generaciones. Todos sabemos que la educación es un factor esencial en la lucha mundial urgente contra el cambio climático. Concienciar sobre el fenómeno ayuda a la juventud a comprender y afrontar las consecuencias del calentamiento global, les alienta a modificar su comportamiento y les ayuda a adaptarse a lo que ya se considera una emergencia mundial. Existe un creciente impulso en todo el mundo a favor de aprovechar el poder de la educación para combatir y adaptarse al cambio climático”.

Todo esto forma parte de la campaña Educar por el Planeta puesta en marcha por la Internacional de la Educación en abril.

Solidaridad del movimiento sindical mundial de la educación

En mayo, el Consejo Ejecutivo de la Internacional de la Educación adoptó una resolución sobre la India en la que se reconocía la necesidad de “adoptar inmediatamente medidas para frenar el aumento de las infecciones y las muertes por COVID-19 y para aliviar el dolor, la tristeza y el sufrimiento de cientos de miles de personas de la subregión”.

En aquel momento se constataba con pesar que:

  • Las infecciones por COVID-19 en la India habían aumentado considerablemente desde abril de 2021 y que desde el 11 de mayo de 2021 el subcontinente indio concentraba casi el 50% de los nuevos casos de coronavirus en el mundo.
  • Según datos del Gobierno, más de 290 000 personas, entre ellos profesionales sanitarios y personal educativo, habían sucumbido al virus, aunque, según diversos informes, las cifras reales eran mucho más elevadas.

Asimismo, el Consejo Ejecutivo de la Internacional de la Educación instaba al Gobierno federal y a los Gobiernos estatales de la India a:

  • Reforzar la sanidad pública y proporcionar los recursos necesarios para frenar de manera eficaz la propagación de la pandemia.
  • Proporcionar una compensación adecuada a las familias de los docentes y del personal educativo que hayan perdido la vida a causa de la COVID-19 mientras trabajaban.
  • Proporcionar ayuda para superar la pandemia, en especial a las personas más vulnerables y marginadas.
  • Acelerar la campaña de vacunación para llegar inmediatamente a todos los grupos de población y priorizar la vacunación de los docentes para garantizar un retorno seguro a la enseñanza y el aprendizaje presencial.
  • Establecer un diálogo social con los sindicatos de la educación, garantizar la protección y los derechos de todos los trabajadores y las trabajadoras de la educación y llevar a cabo consultas con los sindicatos para velar por que las iniciativas que se adopten después de la pandemia sean inclusivas y exhaustivas.

Además, dicha resolución instaba a las organizaciones miembros a solidarizarse con los docentes y las docentes y con los sindicatos de la educación de la India en estos tiempos difíciles.