Ei-iE

Es hora de ratificar la Convención sobre Trabajadores Migrantes

publicado 17 diciembre 2010 actualizado 17 diciembre 2010

El 18 de diciembre, Día Internacional del Migrante, la IE instó a los gobiernos a que ratifiquen la Convención de la ONU sobre la Protección de los Derechos de los Trabajadores Migrantes y sus Familias.

Todavía existen en el mundo demasiados casos en los que los docentes migrantes trabajan bajo condiciones laborales y salariales inferiores a los de los profesionales de la educación de los países de acogida. Estos derechos humanos y sindicales, así como su derecho a la educación y la reagrupación familiar, parecen estar perdiendo firmeza dadas las prácticas y la criminalización de la migración actual.

En palabras del Secretario General de la IE, Fred van Leeuwen: "Muchos gobiernos están ignorando los problemas relacionados con la educación y el desarrollo económico: no sólo la escasez de docentes y la educación de calidad, también la migración y la movilidad, que cada vez tienen un mayor impacto en nuestras escuelas. El creciente número de casos de migración y movilidad dentro de la profesión docente requiere acciones concretas. ¡Los gobiernos tienen que ratificar la convención sobre los trabajadores migrantes!"

Los sindicatos de la educación tienen un papel fundamental a la hora de proteger los derechos humanos y sindicales de los migrantes y su derecho a la educación, así como a la hora de desarrollar estrategias en el lugar de trabajo para luchar contra la discriminación, el racismo y la xenofobia.

La IE sigue defendiendo un enfoque de la migración basado en la no discriminación.

La última reunión del Consejo Ejecutivo de la IE tomó acciones concretas para abordar los retos a los que se enfrentan los docentes y otro personal de la educación migrante estableciendo un Grupo de Trabajo sobre Migración Docente y Movilidad en 2011 y aprobando la creación de una red internacional de docentes migrantes.

La IE también ha adoptado recientemente la campaña del 18 de diciembre y anima a sus afiliadas de los Estados Miembros de la UE a que presionen a sus gobiernos para que también ratifiquen esta Convención.

La IE sigue haciendo hincapié en la necesidad de respetar los derechos de todas las personas, mujeres y hombres, niñas y niños, y trabajando en la lucha contra cualquier forma de discriminación por parte de las autoridades, públicas o privadas, sobre cualquier base: género, raza, origen étnico, edad, lugar de origen, religión o creencia, discapacidad, orientación o identidad sexual.