Ei-iE

Declaración de la IE para celebrar el vigésimo aniversario de la abolición del apartheid en Sudáfrica

publicado 30 junio 2011 actualizado 4 julio 2011

Dado que casi 1600 docentes sindicalistas están a punto de reunirse en Ciudad del Cabo para celebrar el 6º Congreso Mundial de la Internacional de la Educación, la IE, en nombre de sus 30 millones de docentes y trabajadores de la educación de todo el mundo, desea expresar su admiración hacia todos nuestros compañeros sudafricanos por su lucha para abolir el apartheid , acabar con la profunda injusticia y discriminación y formar una nueva sociedad respetuosa con los derechos humanos, la democracia y la diversidad.

La movilización sindical y la solidaridad internacional de todos los trabajadores desempeñó un papel fundamental en la abolición del apartheid. Haber contribuido durante los últimos veinte años a la construcción de un país democrático y multicultural es un éxito del que el movimiento sindical sudafricano y los docentes sudafricanos pueden estar orgullosos. La educación de calidad para todos sigue siendo uno de los objetivos más importantes por alcanzar, para que el sueño de la igualdad y la justicia que acompañaron el final del apartheid  se haga realidad.

La IE fue fundada sobre el principio fundamental de que los docentes organizados pueden alcanzar una mayor dignidad, mejorar la condición y el bienestar de los docentes y ofrecer los servicios de la mejor calidad a los niños, el público y la comunidad como parte de un sindicato. Los últimos veinte años en Sudáfrica ilustran perfectamente el papel que los sindicatos desempeñan, no sólo en materia sindical, también consiguiendo derechos para todos los ciudadanos y crear una sociedad más igualitaria, más democrática y más respetuosa. Los sindicatos sudafricanos defienden los derechos de todos los trabajadores, incluidos los migrantes, y luchan contra la pobreza y la marginación. Los sindicatos de docentes siguen defendiendo que los sistemas de educación pública de calidad son la clave para un progreso económico justo.

Entre los países donde la IE tiene miembros, vemos que los derechos humanos y sindicales corren un mayor peligro en momentos de crisis económica, política y social, dando lugar a un incremento de la privatización y unas condiciones de trabajo inseguras que acaban minando la capacidad sindical de organizarse y negociar colectivamente.

En momentos de crisis, el compromiso diario de los docentes y los trabajadores de la educación por ofrecer una educación pública de calidad también se enfrenta al reto de la ceguera de algunos gobiernos que han optado por recortar sus presupuestos educativos, reduciendo con ello la calidad y el acceso a una educación de calidad. Además de estos recortes, cuando también se ataca a los propios docentes, la agresión a la educación de los niños y los jóvenes es doble.

La educación de calidad abre puertas y capacita a las personas para poder hacer elecciones a lo largo de sus vidas. La financiación de la educación es fundamental para garantizar una ciudadanía culta, capaz de participar en la toma de decisiones democrática y el bienestar social, y capaz de salvaguardar un estilo de vida democrático.

Desde aquí, felicitamos al movimiento de sindicatos de docentes sudafricanos por seguir defendiendo los derechos de los docentes, los trabajadores de la educación, los estudiantes y los grupos marginados, y por su compromiso con la educación de calidad para todos.