Ei-iE

Los/las profesores/as universitarios/as rechazan los COMA

publicado 31 julio 2013 actualizado 1 agosto 2013

Los/las profesores/as de la San Jose State University en California se niegan a utilizar un curso de filosofía de Harvard desarrollado por edX, uno de los proveedores principales de los polémicos Cursos Online Masivos y Abiertos (COMA), ya que temen que la intención sea reemplazar la facultad por educación en línea más barata.

Los COMA son clases que se enseñan en línea a una gran cantidad de alumnos/as de forma gratuita o a bajo coste, con una participación mínima del profesorado. Normalmente, se imparten clase breves por medio de un vídeo a los/las estudiantes y éstos/as hacen trabajos que son puntuados o por otros/as estudiantes o por programas informáticos.

La decisión tomada por los/las profesores/as de San Jose State de decir no a los COMA supone la última contribución a un debate cada vez mayor en Estados Unidos sobre cómo las clases en línea podrían ampliar la división entre las universidades ricas y prestigiosas que preparan los cursos y las menos ricas que los compran.

En una carta abierta en la que explicaban por qué rechazan los COMA, los/las profesores/as dijeron que temían “que se crearan dos clases de universidades: una con universidades y establecimientos de enseñanza superior bien financiados en los que los/las estudiantes privilegiados/as tienen a su profesor/a real; y la otra con universidades y establecimientos de enseñanza superior públicos y privados con pocos recursos económicos en los que los/las estudiantes ven clases grabadas en vídeo e interactúan, si es que hay alguna posibilidad de interacción en sus universidades locales, con un/a profesor/a que este modelo de educación ha convertido en un/a docente auxiliar glorificado/a”.

Mientras tanto, los sindicatos de profesores/as universitarios/as en Estados Unidos advierten de que los COMA suponen una amenaza para los derechos de propiedad intelectual de sus miembros. La tradición en la educación superior ha sido que los/las profesores/as universitarios/as tienen derechos de propiedad sobre sus cursos y estudios, pero con la aparición de los COMA algunas universidades y establecimientos de enseñanza superior están intentando arrebatarles el control sobre este tipo de material con el fin de comercializar sus cursos.