Ei-iE

Alemania: A iniciativa del GEW, inminente reforma de la ley sobre CDD en la ciencia

publicado 15 octubre 2015 actualizado 15 octubre 2015

De aquí a enero de 2016, el Gobierno federal alemán tiene previsto revisar la ley sobre los contratos de duración determinada de los científicos (Wissenschaftszeitvertragsgesetz, abreviado WissZeitVG), que constituye el fundamento legal de la limitación de dichos contratos en Alemania.

El Gobierno retoma de este modo el proyecto lanzado en 2010 por el Gewerkschaft für Erziehung und Wissenschaft(GEW), que reivindica una reforma de la carrera profesional y de la estructura del personal en el ámbito científico, a través de su Templiner Manifest( www.templiner-manifest.de). A principios de 2015 el GEW lanzó el proceso, proponiendo su propio proyecto de reforma de la WissZeitVG.

Enorme incertidumbre para los científicos alemanes

90% de los 170.000 colaboradores científicos de las universidades están empleados por una duración determinada – más de la mitad de ellos con contratos de menos de un año. Estas cifras provienen de estudios relativos a la evolución de la seguridad del empleo en el sector científico alemán desde la adopción de la WissZeitVG. Esta legislación laboral particular, promulgada en 2007, no estipula de hecho ninguna duración mínima para los CDD. Tal libertad sin precedentes en el límite de los contratos de trabajo es explotada en gran medida por las universidades y los institutos de investigación alemanes. Numerosos científicos van pasando de un CDD a otro. Raros son aquellos que obtienen finalmente la oportunidad única de obtener un contrato indefinido en el sistema científico alemán: una cátedra de profesor.

Proyecto de ley no suficientemente ambicioso

Estos reiterados CDD no se ajustan a las necesidades de los jóvenes científicos, además de poner en peligro la calidad de la investigación y de la enseñanza. Esta es la conclusión a la que ha llegado el GEW, al que entre tanto se han sumado otros actores. No es por tanto de extrañar que la propuesta de revisión de la WissZeitVG, presentada por el Gobierno federal en septiembre de 2015, retome determinados elementos del programa de reforma del GEW: puestos permanentes para las actividades permanentes, normas mínimas para los CDD, perspectivas profesionales fiables. Por ejemplo, el personal no científico debería quedar fuera del campo de aplicación de esta ley y la duración de los CDD tendría que determinarse de ahora en adelante en función del objetivo de formación o del período de financiación del proyecto.

Pero muchos otros aspectos importantes siguen sin haber sido tenidos en cuenta por el Gobierno. La ley no fija la duración mínima para los contratos, dejando total libertad a los empleadores. Los convenios colectivos resultan asimismo inaccesibles: sindicatos y empleadores siguen teniendo prohibido concluir acuerdos con vistas a reglamentar la duración de los CDD. El aspecto relativo a la política familiar tampoco es vinculante: la prolongación de un CDD en caso de baja por maternidad o de permiso parental se deja a la discreción del empleador. La demanda de titularización de los post-doctorandos, formulada por el GEW tampoco fue retenida por el Gobierno. “No necesitamos una simple revisión a la ligera, se requiere una auténtica reforma de la ley, que aporte mejoras substanciales de las condiciones de trabajo de los científicos”, declaró Andreas Keller, Vicepresidente y experto científico del GEW.

Movilización a favor de las profesiones científicas

Es por ello que el GEW ha convocado una semana de movilización bajo el lema “ Traumjob Wissenschaft” (que podría traducirse por “Científico, un trabajo de ensueño”) que tendrá lugar el próximo mes de noviembre. El objetivo de la operación es intensificar la presión ejercida por la opinión pública para una mejor protección de los asalariados del campo científico. Durante la semana del 2 al 6 de noviembre, universidades y centros de investigación alemanes acogerán distintas acciones y manifestaciones gracias a las cuales los empleados científicos harán oír su voz a favor de una legislación laboral justa para su sector de actividad. Se está trabajando de lleno en la movilización con vistas a esta semana de acción, desde septiembre de 2015. La revisión de la ley sobre los contratos de duración determinada de los científicos, que el GEW viene reclamando desde hace años, representa una ocasión que no se repetirá en breve, para mejorar de manera duradera las condiciones de trabajo del sector científico en Alemania.