Ei-iE

Líbano: Los educadores se unen a las protestas nacionales para exigir un cambio político y económico

publicado 2019-10-23 actualizado 2019-11-07

Los sindicatos de la educación han expresado su apoyo a las demandas legítimas de cientos de miles de ciudadanos que exigen un cambio radical en un sistema político acusado de corrupción, confesionalismo y clientelismo, así como el fin de la interminable crisis económica que azota al Líbano.

Durante casi una semana, los habitantes del Líbano se han alzado contra sus políticos. Se han cerrado escuelas, universidades y oficinas y cientos de miles de manifestantes se congregan en todo el país para protestar contra aquellos que se han beneficiado económicamente mientras conducían al Líbano a un abismo económico. 

“Lo hemos dicho varias veces: no se busca dinero en los bolsillos de los pobres en nombre de las reformas económicas. Constatando la ola de protestas que se ha extendido por todo el país exigiendo una reforma drástica del sistema político del Líbano, nos solidarizamos con las legítimas peticiones de los ciudadanos del Líbano", ha declarado la Public Primary Schools Teachers League in Lebanon (PPSTLL), reflejando las opiniones de todos los sindicatos de docentes afiliados a la Internacional de la Educación (IE) en el país, que comprenden el PPSTLL, el Comité des enseignants techniques officiels (CETO), la Ligue des Professeurs de l'Enseignement Secondaire Public du Liban (LPESPL) y el Teachers Syndicate of Lebanon ( TSL). 

Las medidas de austeridad se plasman en la restricción de derechos, en impuestos cada vez más elevados, salarios congelados, el alto índice de desempleo y otras consecuencias con las que los libaneses han tenido que vivir: “Estas protestas son el grito de dolor de todos los ciudadanos. El poder adquisitivo de las personas ha disminuido drásticamente y muchas se han visto sumidas por debajo del umbral de pobreza". 

Los sindicalistas de la educación insisten en que, si bien los libaneses han soportado mucha presión en silencio, ya no pueden seguir siendo pacientes, puesto que sus condiciones de vida y sus ingresos han disminuido progresivamente. Consideran que es "una gran injusticia" minar aún más los ingresos de los funcionarios, los trabajadores y los jubilados, hasta un punto en el que vivir con dignidad resultaría imposible. 

Por consiguiente, reiteran su firme y pleno apoyo a los manifestantes y reclaman: 

  • Que el gobierno busque diferentes soluciones a la crisis económica en lugar de imponer impuestos a personas con ingresos limitados, sobre todo a los funcionarios del sector público; y 
  • Que todos los docentes se preparen para actuar junto con los miembros sindicalistas libaneses del Comité de Coordinación de Sindicatos de Docentes del Líbano y el Sindicato General del Trabajo (GLU, por sus siglas en inglés).