Ei-iE

Las universidades españolas en huelga contra la reforma del gobierno

publicado 24 marzo 2015 actualizado 27 marzo 2015

La educación superior pública se cerrará hoy en España, cuando el profesorado, el personal administrativo y los estudiantes cierren filas en contra de las últimas reformas del gobierno, alegando que estas abren el camino a la privatización y obstaculizan el acceso a la educación para todos.

Los principales sindicatos del sector de la educación en España (CCOO, CSIF, UGT, ANPE, CGT y STEs-i) y varios sindicatos de estudiantes han convocado hoy una huelga en la enseñanza superior y la enseñanza secundaria de segundo ciclo en contra de una reforma que el gobierno conservador está impulsando a través de un procedimiento jurídico especial, que no comprende la consulta con las partes interesadas ni con los partidos de la oposición.

Este procedimiento ha sido fuertemente criticado por Francisco García Suárez, Secretario General de la Federación Estatal de Enseñanza de CCOO, por ser antidemocrático. "Están intentando imponer cambios estructurales en la educación superior por la puerta de atrás, sin realizar un debate público, sin escrutinio parlamentario y sin control democrático. Esto parece más propio de una república bananera que de una democracia”, destacó García Suárez.

La huelga pretende obligar al gobierno a dar marcha atrás a los recortes en el gasto en educación, a la reestructuración del sistema de becas, a la reducción en la sustitución de profesores y a otras medidas que tienen por objeto limitar el presupuesto en materia de educación.

Los organizadores de la huelga perciben todas estas medidas como parte de un plan de privatización por parte del gobierno que elevará el precio de la educación superior, dificultando así el acceso al mercado laboral para las personas que no puedan permitirse pagar un costoso título de master después de realizar sus estudios universitarios. Asimismo, prevén una disminución en la calidad de la educación superior en su conjunto, puesto que las universidades privadas, cuyo número aumentará debido a esta legislación más flexible, no tendrán que cumplir con las normas de calidad establecidas para las universidades públicas.

La huelga ha recibido el apoyo de diversas organizaciones sociales, entre ellas el Movimiento por la Educación Pública (Marea verde), el Foro de la Cultura, la Plataforma en Defensa de la Cultura, la Cumbre Social y el Consejo de la Juventud de España.