Ei-iE

Los sindicatos de docentes incrementan los esfuerzos para liberar al académico colombiano preso

publicado 19 noviembre 2015 actualizado 20 noviembre 2015

La Internacional de la Educación se ha unido a los llamamientos lanzados por los sindicatos de docentes para la liberación inmediata del profesor colombiano Dr. Miguel Ángel Beltrán Villegas, quien permanece detenido en Bogotá desde que fue arrestado el 31 de julio de este año.

Beltrán, que es miembro de la Asociación Sindical de Profesores Universitarios ( ASPU), es un conocido crítico del Gobierno colombiano y ha dedicado gran parte de su investigación al conflicto y a la agitación que sufre el país. Fue detenido por primera vez en mayo de 2009, alegando que mantenía vínculos con el grupo terrorista de las FARC (las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), que constituía su campo de investigación. Permaneció dos años en una cárcel de alta seguridad en espera de ser juzgado. Su arresto suscitó una indignación internacional en la comunidad académica mundial, e hizo que la Internacional de la Educación (IE), sus organizaciones miembros y miles de profesores protestaran contra su prolongada reclusión.

Los compañeros de la Educación superior de la Internacional de la Educación han liderado la lucha para liberar a Beltrán desde el principio. Consideraban que los cargos de “rebelión” y “concierto para delinquir con fines terroristas” relacionados con el movimiento revolucionario de las FARC eran ilegítimos y que su detención en el año 2009 constituía una violación de la libertad académica.

Durante su juicio, Beltrán sostuvo que él era “un profesor, no un terrorista”, y que su caso formaba parte de un ataque sistemático contra los intelectuales, en el que los académicos que criticaban el régimen eran acusados ??de ser guerrilleros. La Internacional de la Educación se hizo eco de esta idea y condenó los abusos de los derechos humanos y sindicales de los docentes en Colombia—especialmente los asesinatos—en una gran campaña internacional. Esta campaña, promovida por AFT, CAUT, CONADU, UCU, así como la ONG británica Justice for Colombia entre otras, dio lugar a que Miguel Ángel Beltrán resultara absuelto de todos los cargos y puesto en libertad. Asimismo, el tribunal colombiano dictaminó que las pruebas que se habían utilizado en su contra era deficientes.

No obstante, el Dr. Beltrán fue detenido otra vez en julio de 2015, acusado de “rebelión”. El University and College Union(UCU) y Justice for Colombia lanzaron una petición que entregaron a la embajada de Colombia en Londres, el 18 de noviembre.