Ei-iE

Alemania: el sindicato se centra en la necesidad de abordar la integración de los refugiados

publicado 2 octubre 2017 actualizado 4 octubre 2017

Los educadores alemanes están proponiendo mejores maneras de integrar a los niños refugiados en el sistema educativo y ponen en evidencia los desafíos que plantea el status quo de los sistemas educativos.

El desafío que representa la llegada de miles de niños refugiados al sistema educativo alemán ocupó un lugar destacado en el seminario organizado por el sindicato de la educación Gewerkschaft Erziehung und Wissenschaft(GEW), en Bremerhaven, a principios de esta semana. GEW es miembro de la Internacional de la Educación (IE).

Más de 100 expertos en pedagogía, docentes y educadores se reunieron para discutir la eficacia de los mecanismos de inclusión existentes –estos mecanismos están destinados a los estudiantes que no conocen la lengua alemana y que son a menudo analfabetos.

El líder de la filial regional de GEW en Bremen, Bernd Winkelmann, subrayó que era necesario fortalecer el sistema educativo para hacer realidad la integración y ayudar a los recién llegados a encontrar su lugar, y a obtener buenos resultados, en la escuela. Los estudiantes necesitan más apoyo para aprender el alemán, declaró, y añadió que esto requerirá más horas lectivas durante un periodo de tiempo más largo de lo previsto.

La escasez de docentes

El seminario hizo hincapié en que el número de nuevos alumnos no ha ido acompañado de un incremento proporcional del número de docentes. La escasez de docentes debería resolverse mejorando la situación del personal docente para atraer y retener a las personas en la profesión, señaló Winkelmann. Los docentes actuales también deberían recibir una formación adicional, afirmó.

GEW ha criticado los obstáculos burocráticos a la hora de reconocer las titulaciones docentes de los refugiados, los cuales deberían tener derecho a enseñar y podrían ayudar a colmar las deficiencias en las escuelas alemanas. “A menudo los estudiantes rinden más en la escuela si tienen un docente que habla su lengua materna”, dijo Winkelmann.