Ei-iE

#EI25: “La Internacional de la Educación y sus afiliadas tejen la estructura de la justicia”, por Masaki Okajima

publicado 25 septiembre 2018 actualizado 25 septiembre 2018
Escritos por:

Tal vez piense que el movimiento sindical internacional está muy alejado de su propio sindicato o país. Sin embargo, mi experiencia como miembro del Consejo Ejecutivo de la IE me ha hecho ver que existen vínculos estrechos entre ellos.

Japan Teachers’ Union (JTU) fue creado en 1947, poco después de que terminara la II Guerra Mundial. Los/las afiliados/as de JTU rompieron con la educación militarista y basaron la enseñanza en el respeto de la paz y la democracia. Desde entonces luchamos por la autonomía y la libertad de la educación y los/las educadores/as frente a las autoridades.

JTU desempeña dos funciones: la de sindicato y la de organización profesional educativa. Exigimos la mejora de los salarios y las condiciones de trabajo, y al mismo tiempo proponemos políticas educativas y realizamos investigaciones voluntarias sobre cuestiones educativas. Como parte de la segunda función, JTU celebra una conferencia nacional anual sobre investigación educativa desde 1951. En cada sección y prefectura se celebran conferencias similares. Estas asambleas eligen a delegados/as para que las representen en la conferencia nacional de JTU. En la conferencia nacional se debaten 10 asignaturas (lengua japonesa, matemáticas, música y otras asignaturas) y 14 temas educativos (educación sobre derechos humanos, educación sobre la paz, solidaridad internacional, educación sobre la diversidad, etc.) en sesiones temáticas. Los/las participantes celebran debates tomando como referencia informes locales y los/las delegados/as vuelven a sus escuelas, secciones y prefecturas correspondientes con los conocimientos adquiridos en la conferencia nacional. Se trata de una oportunidad valiosa para que nuestros/as afiliados/as desarrollen sus competencias como educadores/as a través del aprendizaje entre pares.

Cuando era profesor de primaria asistí a la conferencia nacional como delegado. Mi informe se centró en mi experiencia de colaboración con la comunidad local y los padres para establecer un comité director que reunía peticiones para mejorar el salario del personal administrativo y exigía que se asignaran bibliotecarios/as a las escuelas. Esta experiencia me enseñó la importancia de una colaboración fructífera con las partes interesadas.

Las autoridades nacionales cada vez ejercen una mayor presión sobre el sistema educativo y los/las docentes japoneses/as trabajan mucho más, lo cual supone una amenaza para nuestras actividades de investigación educativa y reduce las oportunidades para mejorar nuestras prácticas a través del aprendizaje entre pares, como ocurre en la conferencia nacional de JTU. Exigen que los/las docentes y el personal de apoyo educativo se centren en cómo los/las niños/as pueden obtener puntuaciones altas en los exámenes. La educación de calidad basada en la paz, los derechos humanos, el medio ambiente y la cooperación incluso se ha calificado como ‘educación con motivaciones políticas’.

Al mismo tiempo, el volumen de trabajo demasiado elevado y las horas de trabajo excesivas de los/las docentes y el personal de apoyo educativo se consideran problemas sociales en su conjunto. Como mostró TALIS, los/las docentes japoneses/as son los que trabajan más horas entre los/las docentes de los países de la OCDE y no tienen suficiente tiempo para prepararse las clases e investigar sobre material de enseñanza. La carga de trabajo de los/las docentes y el personal de apoyo educativo no solo afectan a las condiciones de trabajo, sino también al aprendizaje de los/las niños/as. Es necesario reducir la carga de trabajo, aumentar el número de educadores/as y gestionar las horas de trabajo respetando plenamente la ley para resolver estos problemas. Superar estos desafíos permitirá a los/las educadores/as retomar la investigación voluntaria y recuperar el respeto de la autonomía.

Por desgracia, en todos los lugares del mundo se pueden observar ataques contra la autonomía profesional y los sindicatos. Las dificultades relacionadas con la carga de trabajo a las que se enfrentan los/las educadores/as japoneses/as también están vinculadas a las presiones ejercidas a nivel mundial. En las reuniones del Consejo Ejecutivo de la IE compartimos estas experiencias e intercambiamos buenas prácticas.

Nosotros, los sindicatos afiliados y la IE, hemos acumulado experiencia y éxito. Uno de los motivos por los que nos unimos y construimos el movimiento sindical internacional es abordar estos problemas comunes, que ahora son al mismo tiempo mundiales y nacionales. Aunque parece que nuestros pasos han sido pequeños, lo que hemos conseguido en estos 70 años (para JTU y 25 años para la IE) es enorme. La IE ha conseguido que nuestras voces se escuchen en el PISA de la OCDE, que el ODS 4 se establezca como un objetivo educativo independiente para la comunidad internacional y que se celebren cumbres internacionales sobre la profesión docente con la OCDE. Significa que la IE cuenta con métodos viables y tiene la autoridad para garantizar que nuestras voces son escuchadas.

Nuestro poder como familia de la IE se puede fortalecer todavía más coordinando mejor las actividades internacionales y nacionales. Este proceso se puede describir como tejer la estructura de la justicia con la IE y los sindicatos afiliados. Juntos podemos marcar una gran diferencia a favor de una educación inclusiva, gratuita y de calidad para todos/as.

El 26 de enero de 1993 se creó la Internacional de la Educación a través de la fusión del Secretariado Profesional Internacional de la Enseñanza (SPIE), y la Confederación Mundial de Organizaciones de Profesionales de la Enseñanza (CMOPE). Con ocasión de su 25º aniversario se publicará, durante todo el año, una serie de blogs #EI25, que incluirá voces y comentarios de sindicalistas, activistas de la educación, organizaciones socias y amigos. Éstos reflexionarán sobre combates y victorias del pasado, de los que la organización ha ganado fuerza e inspiración para hacer frente a los retos presentes y futuros a los que se enfrentan la educación y la profesión docente. Si desean contribuir a esta serie, por favor diríjanse a [email protected].

Las opiniones expresadas en este blog pertenecen al autor y no reflejan necesariamente ninguna política o posición oficial de la Internacional de la Educación.