Ei-iE

“Como orientador educativo, sigo transformando las vidas de los estudiantes en tiempos de pandemia”.

Entrevista con Orlando Guerrero Sandí.

por: Orlando Guerrero Sandí publicado 13 mayo 2021 actualizado 18 mayo 2021

En ocasión de la Jornada Mundial del Personal de Apoyo Educativo, el próximo 16 de mayo, hemos entrevistado a Orlando Guerrero Sandí sobre su experiencia durante la pandemia. Orlando es Orientador Educativo en la Escuela primaria San José de Río Sucio, ubicada en el Cantón Sarapiquí (en Provincia Heredia, Distrito Puerto Viejo, Costa Rica). Conta con 19 años de servicio y 18 años de pertenecer al Sindicato ANDE.

¿Orlando, puede contarnos sobre su experiencia trabajando en educación como orientador escolar durante la pandemia?

La escuela donde trabajo como orientador educativo se encuentra en una zona rural con muchas necesidades socioeconómicas y bajo nivel escolar. Tenemos una alta población estudiantil de padres y madres que emigraron de su país de origen Nicaragua.

Durante el curso lectivo 2020 por motivos de la pandemia provocada por el COVID-19 y de acuerdo a las directrices establecidas por las autoridades de salud y educación del país, se estableció como estrategia educativa, la “Educación a Distancia” de acuerdo a la posibilidad que tiene cada centro educativo y la comunidad.

Se podía realizar este proceso educativo a distancia a través de clases virtuales utilizando la plataforma virtual Teams. Sin embargo, nuestro centro educativo tiene muchas limitaciones de acceso a la tecnología e internet, y en muchos casos hay familias que no cuentan con los servicios básicos de electricidad y en otros casos no tienen cobertura de señal telefónica ni de internet.

Por lo tanto, la organización del centro educativo para poder desarrollar su proceso a distancia fue a través de la entrega en físico de GUIAS DE TRABAJO AUTONOMO (GTA) según la priorización de aprendizajes base que realizó el ministerio de educación para todos los programas de estudio de las diferentes asignaturas que se imparten en las escuelas.

El servicio de orientación a través de mi persona, hizo el planeamiento de estas GTA según el programa de estudios de orientación que existe en primaria, y las entregué en físico a cada estudiante a través de sus padres, para que las realizara en su casa durante un mes, este proceso se realizó durante cada mes del año lectivo.

Al mes siguiente cada estudiante devuelve las GTA realizadas para ser revisadas por mi persona. Aquellos estudiantes que si tienen la posibilidad de contar con algún dispositivo tecnológico enviaban sus trabajos realizados a través de fotografías de evidencia.

También mi trabajo durante este proceso se ha realizado a través del apoyo al personal docente y administrativo del centro educativo, con asesoramiento técnico para que puedan realizar mejor su trabajo en esta nueva modalidad.

Igualmente se atendió vía telefónica, todas aquellas consultas de padres y madres de familia, sobre el proceso educativo a distancia, en relación a las GTA de orientación, pero también en relación con todo el proceso educativo de sus hijos. Así como en temas relacionados con el área Personal-Social y Vocacional de los estudiantes.

El orientador educativo, formó parte del Comité Institucional UPRE (Unidad para la permanencia Reincorporación y Éxito Educativo); el cual es parte de la estrategia Alerta Temprana identificando alertas de riesgo de abandono, o sea que dificultan la permanencia y el éxito educativo.

El equipo institucional UPRE realiza un análisis de las situaciones de riesgo identificadas, con el fin de dinamizar el proceso de atención oportuna y pertinente de la persona estudiante, así como formular estrategias, acciones o proyectos pertinentes para la atención de las mismas. El papel del Comité UPRE fue particularmente importante durante la pandemia.

¿Diría que la pandemia cambió las percepciones de los demás sobre su papel y función en la escuela?

En realidad considero, que debido a mi función en el centro educativo y a la cercanía y confianza que la población educativa y sus familias han puesto en mi persona, ellos han confiado en mi trabajo durante los 19 años que trabajé en este centro y por lo tanto saben que pueden contar con mi apoyo aun en tiempos de pandemia y de la forma que se realice el proceso educativo. Muchos de los padres y madres de familia del centro educativo fueron mis estudiantes hace algunos años atrás.

¿Qué significa para usted ser parte del sindicato, especialmente durante estos tiempos difíciles?

El sindicato ANDE ha sido un apoyo fundamental para todos los trabajadores del sector educativo, no solo docentes si no administrativos, técnicos, docentes, conserjes, cocineras, oficiales de seguridad, todos en general que laboramos en el sector educativo, ya que siempre ha defendido y luchado para que tengamos las mejores condiciones laborales aun en tiempos de pandemia. Hemos recibido capacitaciones y talleres a través de las diferentes plataformas digitales y tecnológicas; brindándonos herramientas para nuestra labor docente u orientadora, pero también para atender nuestras necesidades personales y emocionales para hacerle frente a esta pandemia.

¡Su entrevista será publicada para el Día Internacional del Personal de Apoyo Educativo (ESP)! Si tuviera que elegir un mensaje que le gustaría transmitir al mundo sobre el Personal de Apoyo Educativo, ¿cuál sería?

Me siento muy feliz y orgulloso de ser orientador educativo de primaria, de estar afiliado al sindicato ANDE y a través de mi trabajo profesional contribuir al mejoramiento de la educación del país y del centro educativo donde trabajo. Pero sobre todo siento mucha satisfacción de que mi trabajo me permita ser un elemento fundamental para transformar las vidas de cada de uno de los niños y niñas con la que tengo la posibilidad de trabajar.

No importa las limitaciones de condiciones de salud que tenemos, o de falta de recursos económicos de las comunidades o del país; siempre existirá la forma de poder realizar una buena labor al servicio de los demás con una buena actitud y entrega.

Las opiniones expresadas en este blog pertenecen al autor y no reflejan necesariamente ninguna política o posición oficial de la Internacional de la Educación.