Ei-iE

Una mirada sobre el #WDR2018 Número 3: No a los experimentos con ánimo de lucro en la educación: apoyemos la educación pública

publicado 14 noviembre 2017 actualizado 21 noviembre 2017
Escritos por:

El Informe sobre el Desarrollo Mundial (IDM) de 2018, Aprender para hacer realidad la promesa de la educación, llega a la conclusión de que el aprendizaje resulta fundamental para preparar a los jóvenes para el futuro. El informe reconoce el papel vital de los docentes en la provisión de una educación de calidad.

El IDM también indica claramente que no existen pruebas fiables que demuestren que las escuelas privadas consiguen mejores resultados en cuanto a aprendizaje que las públicas. Además, se hace eco de numerosos riesgos, como la exclusión de las personas desfavorecidas y el debilitamiento de la educación pública. Con independencia de las deficiencias en la profundidad del análisis de determinados problemas, como el absentismo docente, y las recomendaciones prácticas que darían lugar a un descenso pronunciado en el estatus de los docentes, además de fomentar un plan de desprofesionalización, al Banco Mundial se le ha encomendado por primera vez este informe que tiene como objetivo el fomento del acceso a una educación de calidad para todos.

Dadas las razones anteriores, es prudente que toda la financiación, por muy pequeña que sea, se encauce hacia la educación pública si queremos garantizar que todas las niñas y niños completen una educación primaria y secundaria gratuita, equitativa y de calidad, según lo estipulado en el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4.

Durante el Foro de Política de la Sociedad Civil del Banco Mundial (10-13 de octubre de 2017), los asistentes coincidieron sin discusión en el hecho de que se necesita más financiación, sobre todo para el reaprovisionamiento de la Alianza Mundial para la Educación a principios de 2018 con el objetivo de apoyar reformas sistemáticas a largo plazo en el sector educativo. Se ha pedido a los distintos países que den prioridad a la educación y asignen al menos el 4-6% de su PIB o el 15-20% de su presupuesto nacional a la educación (consultar el Marco de Acción de la UNESCO). La necesidad de aumentar los fondos destinados a la educación se destacó en el panel «Aprobado o suspenso, ¿están haciendo los países sus deberes?». Entre las medidas propuestas están el fomento de los derechos laborales, el gasto social y la progresividad del código fiscal. En África se pierden más de 500.000 millones en evasión de impuestos. Se trata de fondos que podrían haber servido para que todos los niños no escolarizados accedan al sistema educativo.

Durante el foro también se plantearon preguntas sobre las asociaciones público-privadas (APP) y la colaboración del Banco Mundial con proveedores de educación privada. Con respecto a las APP, los responsables ejecutivos del Banco Mundial explicaron que disminuyen la presión sobre los presupuestos gubernamentales y reducen su deuda. Hasta la fecha, el IFC/Banco Mundial cuenta con 105 países entre sus clientes pero siguen en busca de más. ¿Qué implica esto desde la perspectiva de la educación? En uno de los paneles de debate del foro sobre política titulado«El enfoque del Banco Mundial sobre la educación: perspectivas sobre el IDM y la política y los préstamos del Banco Mundial», se cuestionó por qué el Banco estaba invirtiendo en Bridge International Academies a través de su sección privada, la Corporación Financiera Internacional (IFC), que apoya la educación privada con ánimo de lucro. La respuesta fue que más del 99,5% de la partida del Banco para la educación va destinado a la educación pública de calidad ( Dr Jaime Saavedra- Director Sénior de Educación del Banco Mundial).

De igual manera, el Director Ejecutivo del IFC, Philippe Le Houerou, respondió lo siguiente cuando le preguntaron sobre el enfoque del IFC en cuanto a inversión en educación y el impacto de Bridge International Academies en Uganda:

“Se han producido numerosos debates sobre los centros escolares Bridge, incluidos los de la C SI y la Internacional de la Educación. La educación es un sector pequeño y creo que deberíamos esforzarnos más. Si no se experimenta, no se aprende. El Banco está pendiente de los resultados y ampliará el proyecto si funciona”.

Todos los niños, ya sean de un país pobre de África o de otro lugar del mundo, merecen una educación de calidad y nadie debería experimentar con docentes poco cualificados e infraestructuras deficientes para conseguir los beneficios que tiene previstos (4 $ por cada dólar en el caso de la inversión de riesgo del IFC).

Desde 2015, Bridge ha estado experimentando en Uganda y, actualmente, 62 de sus 63 colegios se han establecido fuera de los Requisitos básicos y Estándares mínimos, así como de los procedimientos legales recogidos en la Ley de Educación de Uganda de 2008. Bridge estaba proporcionando una educación con un nivel bastante inferior al de los estándares nacionales.

En 2016, se alertó al sindicato UNATU de las operaciones de Bridge a través de un estudio de investigación de la Internacional de la Educación, « Escolarización, la rentabilidad de la pobreza, las innovaciones y carencias de Bridge International Academies en Uganda» (2016). Entre los aspectos revelados en el informe se incluyen: infraestructuras escolares poco adecuadas con instalaciones sanitarias insuficientes que ponen en peligro a los niños; currículum sin acreditar y puesta en práctica de un modelo de negocio basado en la accesibilidad y la posibilidad de aumentarlo en escala. BIA no es accesible ni de bajo coste como intenta aparentar. En Uganda cobran entre 129 y 152 dólares estadounidenses al año. Una familia con unos ingresos medios tendría que gastarse el 50% de sus ingresos anuales para que 2 de sus hijos pudieran estudiar en un colegio Bridge.

Otro problema radica en el uso de docentes no cualificados (en este caso, entre el 80 y el 90%), algunos de los cuales cobran solo entre 40 y 60 dólares estadounidenses al mes. Los docentes que trabajan en el sector privado suelen sufrir explotación, pues perciben sueldos muy inferiores a los del sector público y no firman contratos oficiales. Este hecho debilita el avance de los planes por el trabajo decente.

La dirección del Sindicato Nacional de Docentes de Uganda (UNATU) compartió estos hallazgos inmediatamente con los miembros del parlamento y, tras considerar estos hechos y los datos de campo recopilados, el Parlamento de Uganda respaldó el cierre de BIA el 8 de agosto de 2016. El 4 de noviembre de 2016 el Tribunal Supremo de Uganda ordenó el cierre de los colegios de BIA en Uganda después de que esta perdiera su recurso de apelación.

El Gobierno de Uganda ha recibido elogios por este movimiento tan audaz y, además de la presentación personal del Presidente de la República de Uganda del informe el 5 de octubre de 2016 durante el Día Mundial de los Docentes, fui testigo de cómo gente de todas las esferas sociales (padres, líderes locales, sociedad civil, políticos, incluidos miembros del Parlamento y ministros, educadores, círculos judiciales y medios de comunicación) se oponía a un proveedor educativo que estaba debilitando la soberanía nacional y poniendo en peligro el futuro de los niños afectados por este problema.

El dato que no dejaba de resonar ante los líderes ejecutivos del Banco Mundial en diferentes foros durante los recientes encuentros anuales era el hecho de que la educación de las BIAs tiene consecuencias graves sobre el derecho a una educación gratuita de calidad para todos, especialmente para los más desfavorecidos. Como sindicatos y activistas de la educación de calidad, tenemos que seguir hablando sobre este tema. A fin de cuentas, en la reunión de la Mesa redonda de 2017 con los Directores Ejecutivos del Banco Mundial (ED) nos comunicaron que, para que un asunto se considere importante y se trate, es necesario que mucha gente hable de él. Y eso es lo que la IE y otros agentes están haciendo.

Actuando de forma colectiva podemos asegurar que tanto las políticas del Banco Mundial y de gobiernos inteligentes e innovadores como acciones complementarias tales como una financiación adecuada, se pongan en marcha para hacer frente a los retos sistemáticos de la educación.

Recordemos que, para quienes estamos comprometidos con la Agenda de Educación 2030, el momento de actuar es ahora.

Una mirada sobre el #WDR2018 es una serie de blogs organizada por la Internacional de la Educación. La serie reunirá las voces de expertos y activistas de la educción –investigadores, docenes, sindicalistas y actores de la sociedad civil– del mundo entero, en respuesta al Informe sobre el Desarrollo Mundial 2018, Aprender para hacer realidad la promesa de la educación. La serie servirá de base para una publicación que se elaborará con vistas a las Reuniones de Primavera del Banco Mundial en 2018. Si desea contribuir a esta serie, por favor póngase en contacto con Jennifer Ulrick en la siguiente dirección: [email protected]. Todas las opiniones expresadas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no representan necesariamente los puntos de vista de la Internacional de la Educación.

Las opiniones expresadas en este blog pertenecen al autor y no reflejan necesariamente ninguna política o posición oficial de la Internacional de la Educación.