Ei-iE

Photo: Quinn Dombrowski
Photo: Quinn Dombrowski

“El arte del funambulismo: la experiencia de un consejero de orientación durante la pandemia"

por: Daniel Lajoie publicado 14 mayo 2021 actualizado 1 julio 2021

¿Cómo manejar la incertidumbre de una pandemia, un confinamiento inesperado, nuevas herramientas tecnológicas, una intensa rutina con los niños? Hacer las veces de equilibrista para la gestión de todo este desequilibrio es una buena representación de la experiencia del consejero de orientación durante la etapa principal de la pandemia.

Generalmente, solía estructurar mis semanas de trabajo a través de varias reuniones individuales y grupales, sin olvidar las reuniones con todos los demás participantes del entorno escolar. De la noche a la mañana, tuvimos que “reinventarnos” (entre comillas, porque esta palabra empieza a desgastarse tanto como la frase “Todo va a salir bien”).

Ante esta nueva situación, participé en la admisión y apoyo de los estudiantes a distancia. Colaboré con varios comités relacionados con la integración del teletrabajo. Una tarea que parecía difícilmente realizable en los primeros tiempos de la pandemia. Afortunadamente, conforme avanzan los meses durante la pandemia, la organización del trabajo y la integración de herramientas tecnológicas ofrecen una forma interesante de abordar ciertas tareas para el próximo curso escolar.

Con el trabajo a distancia, tengo la fuerte impresión de que los integrantes de la comunidad escolar se han centrado más en los servicios prestados a los estudiantes. Como resultado, el profesorado ha podido constatar más que nunca nuestra implicación en la educación escolar de los estudiantes.

En el plano personal, el Gobierno de Quebec anunció sin previo aviso una formación expresamente destinada a formar a los encargados de prodigar cuidados a los beneficiarios para los centros de atención hospitalaria de larga duración. Nuestro equipo fue capaz de procesar cientos de solicitudes en unos pocos días e informar correctamente a los candidatos y candidatas. Nos sentimos orgullosos de ver que la mayoría de los candidatos han superado la formación y se han incorporado al mercado de trabajo para satisfacer las necesidades.

El sindicato representó un apoyo enorme durante la pandemia. Permitió una mejor comprensión de las normas relacionadas con el trabajo y ha sido un sostén importante para los miembros de nuestras juntas escolares.

Las y los profesionales de la comunidad educativa a menudo se encuentran dispersos en una multitud de establecimientos y el efecto de “red” es muy importante. El intercambio de diferentes realidades ha hecho posible posicionarse mejor como grupo con el fin de optimar la gestión de la nueva realidad del trabajo frente a la diversidad de demandas procedentes del equipo directivo de distintas instituciones.

En resumen, el hecho de no mantenerse aislados y coordinarnos nos lleva a la reflexión siguiente: solos vamos más rápido, juntos llegamos más lejos.

La gestión del estrés y la salud mental durante la pandemia es un verdadero desafío. Es importante mostrase indulgente con uno mismo, permitirse compartir las dificultades y reducir sus expectativas.

Personalmente, me digo a mí mismo que el cambio es inevitable y que después de esta tormenta vendrán tiempos mejores. Entre tanto, compartimos un barco que mantiene el rumbo en lo que se refiere al acompañamiento de los estudiantes.

Las opiniones expresadas en este blog pertenecen al autor y no reflejan necesariamente ninguna política o posición oficial de la Internacional de la Educación.